Los sinsabores de la democracia

Los sinsabores de la democracia

Comparte con tus amigos










Submit

PRI y PRD van en alianza, pero han modificado varias veces ese pacto, refrendado en muchos casos y reacomodando en otros. El sol azteca se ha adaptado al ritmo del tricolor y al revés. Ya registraron candidatos a diputados locales ante el IEPC y pronto lo harán con los candidatos a alcaldes. Aunque parece que la selección de candidatos para Chilpancingo y para Acapulco les causó un poco de dificultades, por la cantidad de votos que representan.

Hay damnificados políticos lo mismo que en Morena. Donde les presentaron una convocatoria laxa o ambigua y después en Consejo determinaron género de candidaturas y al final la Comisión Nacional de Elecciones de ese partido tomó la determinación de registrar candidatos a diputados locales. Aquí la dificultad la representó la selección del candidato a gobernador que dejó inconforme a más de uno.

En la selección de candidatos se han dado zancadillas y guerra sucia, hasta terminar por judicializar un proceso interno. Muchas inconformidades porque la franquicia Morena, señalan algunos aviesos, está bien posicionada en cuanto a intención de votos.

Meros supuestos, lo real es que a dos meses de distancia o a un mes de arrancado el proceso electoral, las cosas están muy parejas para todos, hasta para los tres partidos que están ofreciendo una nueva opción que los electores tendrán que valorar con mucho tiento.

Hasta 1998 hubo carro completo para el tricolor y a principios de los noventa en los estados del norte que hubo concertaciones con el PAN. Y la alternancia en el poder por ese mismo partido en el 2000. Luego en 2005 el sol azteca ganó espacios en la entidad, una alternancia pactada con un gobierno de cohabitación. El caso Iguala terminó con el sueño del cambio. Así muchos ayuntamientos han vivido diferentes gobiernos, de todos los colores y sabores por llamarlo de alguna manera y los actores han transitado por varios partidos en busca de ser favorecidos por la voluntad popular. Y lo de la paridad de género no era lo que se esperaba. Porque ahora familias completas ostentan el poder local.

En 2018 como en el 2000 se dio una transición democrática, otros partidos emergieron, se reconfiguró el escenario electoral y el mapa se pintó de otro color. La concurrencia electoral solo confunde al elector, porque el voto cruzado es la mejor opción para muchos y no solo votan por un partido o por determinado candidato, sino que lo hacen con otros criterios a veces sin control.

Aunque, al parecer en este 2021, muchos espacios de poder se definirán en tribunales electorales. La aspiración de algunos se ha logrado, pero las urnas el día de la elección serán la verdadera encuesta, incluso hay quienes han señalado que los resultados de esta elección serán la antesala de 2024.

Comparte con tus amigos










Submit