Maduro, el inquisidor

Maduro, el inquisidor

Comparte con tus amigos










Submit

A ver, a ver… Nicolás Maduro, el usurpador según las leyes venezolanas, se encuentra acorralado como animal herido y lanza patadas a diestra y siniestra.

Más de 60 países encabezados por Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina reconocen ahora a Juan Guaidó como presidente interino. Maduro no se lo esperaba. Desde que tomó el cargo ha enviado a sus policías y militares a disparar contra los opositores con cualquier pretexto.

La locura de Maduro llegó al extremo cuando el sábado 23 de febrero ordenó quemar camiones que llevaban ayuda humanitaria de Colombia a Venezuela. Miles de habitantes que iban por los alimentos y medicinas fueron masacrados por la tropa. Hubo varios muertos y decenas de heridos.

Ahora, la desesperación de Maduro ha llegado al extremo de atacar a los periodistas críticos. Si bien no los llama fifís o conservadores, sí les dice cosas similares. El colmo de su locura fue la detención de varios periodistas encabezados por Jorge Ramos, de Univisión, por supuestas preguntas incómodas.

En efecto, este lunes en el Palacio de Miraflores de Caracas, los reporteros fueron detenidos con lujo de violencia mientras entrevistaban al usurpador. Además, los guardias les arrebataron sus equipos.

“Atención: Un equipo de @Univision encabezado por @jorgeramosnews está siendo detenido arbitrariamente en el Palacio de Miraflores de Caracas. Estaban entrevistando a @NicolasMaduro, pero a él no le gustaron las preguntas. Su equipo técnico también fue confiscado”, tuiteó Univisión.

Por su parte, el periodista Daniel Coronell dijo en su cuenta de Twitter que entre los detenidos, además de Ramos, se encontraban María Martínez, Claudia Rendón, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Francisco Urreiztieta.

Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, alertó que ya tiene conocimiento de la retención de Ramos y su equipo y llamó a su liberación inmediata.

El Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) exigió la liberación de los comunicadores y señaló que están investigando el asunto.

“El CPJ exige la liberación inmediata por parte de las autoridades venezolanas del equipo periodístico de #Univision detenido en el Palacio de Miraflores de Caracas. Estamos investigando este incidente. @jorgeramosnews”, tuiteó la organización. Y sí, fue un escándalo internacional. Hasta Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, ahora sí balbuceó:

“El gobierno de México ha manifestado al de la República Bolivariana de Venezuela su preocupación y protesta por lo ocurrido a Jorge y su equipo en el Palacio de Miraflores. Peniley Ramírez, de Univisión, nos acaba de comunicar que han sido liberados”.

Aunque horas más tarde fueron liberados, un hecho así no puede quedar impune. Cómo es posible que un periodista sea detenido y vejado solamente por preguntar en una entrevista debidamente acordada.

Los periodistas auténticos de todo el mundo democrático deben alzar la voz y condenar los hechos.

Vaya, vaya.

Comparte con tus amigos










Submit