De mal en peor

De mal en peor

Comparte con tus amigos










Submit

La violencia, ese mal al parecer incurable y cada vez de mayor alcance, está haciendo estragos en suelo guerrerense. No hay sitio donde este flagelo no sea una preocupación esencial y siembre terror entre la ciudadanía; sin embargo, Chilapa merece una mención aparte y no precisamente positiva en este renglón…

De acuerdo a organismos civiles, Chilapa es el lugar más violento en todo el país y de entre las 20 ciudades con mayores índices delictivos de la República, tres son de Guerrero (Chilapa, Acapulco y Chilpancingo). Un dato verdaderamente alarmante que hace preguntar si realmente funcionan las estrategias implementadas para devolver la tranquilidad en la zona…

De 92 asesinatos en los últimos cuatro meses, 17 son contra mujeres, además ocurren 136 homicidios por cada 100 mil habitantes y más de 500 familias han sido desplazadas por la violencia. Los datos son impactantes y reflejan una realidad cada vez menos inocultable, por lo que realmente se debe hacer algo no sólo para reforzar la seguridad, sino para restablecer el tejido social en Chilapa…

Hace mucho que ya los buenos modales, la educación y las buenas costumbres son insuficientes para frenar la ola delincuencial y sus lamentables consecuencias. Ya no basta educar desde la niñez, ni la enseñanza en cualquiera de sus formas. Todas estas buenas prácticas ya han sido aplastadas por una realidad que obliga a los habitantes a huir para no formar parte del conteo de cadáveres…

Así están las cosas y mientras las autoridades no hagan un cambio de estrategia y no garanticen la seguridad en Chilapa, habrá más sangre, más gente desaparecida y más familias que dejen sus hogares. Ya es urgente que se actúe, antes de que esta ciudad quede como pueblo fantasma, con un silencio que tendrá mucho qué decir.

Comparte con tus amigos










Submit