Maltrato y explotación de especies

Maltrato y explotación de especies

Comparte con tus amigos










Submit

Las tradiciones se pierden como los valores morales- humanos de solidaridad, benevolencia y compasión hacia otros seres. Con el adverbio verbigracia, por ejemplo, el maltrato y la explotación infantil, con los crueles atentados a la mujer, son noticias cotidianas que impactan a una sociedad sensible de los males ajenos. Víctima de la perversidad y la maldad, el indefenso niño que sufre un daño físico y moral, y causa un daño maternal o paternal que se manifiesta con penoso sentimiento.

Bien por las sentidas palabras del escritor y patriota cubano José Martí: “Los niños son los únicos que saben querer…” ¿Una niñez sin violencia? Una alianza con el propósito de combatir el maltrato infantil, de niños que sufren la trata, la tortura, el castigo, subrayó el gobernador Héctor Astudillo Flores, en un evento en la ciudad de México, encabezado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. El gobernador de Guerrero subrayó: “El maltrato infantil va más allá del hogar”. De la violencia contra menores, del acoso escolar o la pornografía infantil, entre otros abusos físicos y morales contra la niñez.

El maltrato y la explotación de las especies humana y animal tienen origen y causa. Cruel destino el del niño, la mujer y el hombre cuando son víctimas de crueles o deshumanizados. Y no solo el humano, el animal es sometido a maltrato o cruel cautiverio. El niño necesita de protección, cuidado y atención contra peligros o riesgos. Protegido como todo ser viviente. El naturalista británico Charles Darwin sobre los instintos o las emociones más complejas del hombre y los que define como animales superiores, como es el caso del perro, consideró en su tiempo: “Los animales no solo aman, sino que también desean ser amados…”

Las especies, humana y animal, con el maltrato y la explotación más cruel e irracional. En tiempo remoto y presente, el castigo más bárbaro lo han sufrido tanto el humano como el animal, cautivos ambos de la perversidad y la maldad. Obvio, que no todo es malo para el ser viviente, rico o pobre, cuando se parte del principio racional de un ser vivo que lucha contra lo adverso, privaciones de todo, de bienestar, salud y libertad sin forzados y crueles cautiverios que atenten contra las especies humana y animal.

En la controversia y la polémica los animales cautivos como en el antiguo circo romano, y en el moderno creado por el inglés Philip Astley, y en la fiesta brava con origen taurino y tradición hispánica que encontrará en “Muerte en la tarde”, de Ernest Hemingway muy polémico y descriptivo sobre toreros y tardes de toros en plazas españolas. El circo y la fiesta brava, sin animales, ya no son espectáculos de masiva atracción pública. La cruzada para la liberación animal, afectó a los empresarios y a los apasionados o fanáticos de un circo o plaza de toros como la de Acapulco. Se pregunta: ¿Dónde están los tigres, leones, elefantes, gorilas y monos del circo Atayde Hermanos?

Y si hablamos de prohibiciones por el maltrato animal, en Acapulco se pierde el paseo costero de la Calandria, vehículo jalado por caballos como en Guadalajara con turistas a bordo que se recrean con el paisaje. La calandria, ya no de la canción que se hallaba en jaula de oro pendiente de un balcón y cantando su dolor, del vehículo tirado por caballos que, según, sufren el maltrato. Y sobre el tema, el presidente municipal Evodio Velázquez Aguirre precisó que sería llevado a Cabildo para que se determine la aplicación de la Ley de Bienestar Animal, sin afectar a los concesionarios que llevan años viviendo de este atractivo turístico. CRONOS.

Comparte con tus amigos










Submit