Mandan al 2023 demanda civil de la UIF contra García Luna en Miami

Mandan al 2023 demanda civil de la UIF contra García Luna en Miami

Comparte con tus amigos










Submit

El principal blanco de la demanda son 19 departamentos en Miami que están a nombre de empresas de papel de los supuestos cómplices de García Luna


Un juez de Miami, Estados Unidos, fijó para el 8 de mayo de 2023 el inicio del juicio con jurado para recuperar inmuebles supuestamente adquiridos con parte de 250 millones de dólares que el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y otras siete personas, habrían obtenido por contratos ilegales con el Gobierno mexicano.

El juez William Thomas, de la Corte del Décimo Primer Circuito Judicial en Miami-Dade, notificó el 24 de noviembre el calendario para la demanda civil presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en septiembre pasado, que fue clasificada como compleja por su alcance internacional y la gran cantidad de involucrados.

El principal blanco de la demanda son 19 departamentos en Miami, que están a nombre de empresas de papel de los supuestos cómplices de García Luna, sin que ninguno de los inmuebles aparezcan a nombre del exfuncionario, preso en Nueva York desde hace dos años por cargos de protección al Cártel de Sinaloa.

El juez Thomas sostendrá con las partes audiencias mensuales de administración del caso, a partir del 5 de enero de 2022, la última de las cuales sería celebrada el 30 de marzo de 2023.

El período de 18 meses se consideró necesario para desahogar las pruebas que se tendrán que recibir de autoridades de México y Panamá, entre otras razones.

La demanda también incluye el ex subsecretario de Tecnologías de la Información de la SSP, José Francisco Niembro González, y a su esposa Martha Nieto Guerrero.

Además, la esposa de García Luna, Linda Cristina Pereyra, y a sus socios y supuestos prestanombres, los empresarios Mauricio Weinberg López, Jonathan Weinberg Pinto, Sylvia Pinto de Weinberg y Natan Wancier Taub.

Tanto Niembro como los Weinberg, recibieron autorización del juez para presentar a más tardar el 20 de diciembre su contestación a la demanda. Hasta ahora, los registros públicos de la Corte no indican que García Luna ya hubiera sido emplazado al juicio.

Para que la demanda prospere, la UIF tiene que convencer al juez de que los contratos que recibió Nunvav, la empresa de García Luna en Panamá, fueron ilegales. En el sexenio pasado, Nunvav ganó contratos de la Secretaría de Gobernación por 2 mil 623 millones de pesos y 74 millones de dólares.

Según la demanda, García Luna -quien no era funcionario desde 2012- arregló mediante sobornos, manipulación de ofertas o corrupción que sus cómplices no tuvieran problemas del lado del gobierno mexicano por dichos contratos.

Antes de llegar a la fecha de juicio, los demandados podrían aceptar una negociación, para entregar inmuebles a la UIF. Esto les ahorraría los gastos significativos que este tipo de demandas implican en Estados Unidos.

En la misma corte de Miami, la sindicatura de la sociedad financiera Ficrea logró recuperar inmuebles comprados por su ex dueño, Rafael Olvera Amezcua, quien aceptó negociar luego de ser detenido en mayo de 2019, cuando la demanda llevaba casi tres años en curso sin llegar a juicio.

El litigio contra García Luna fue iniciado por el extitular de la UIF, Santiago Nieto, quien renunció el pasado 8 de noviembre. (Agencias)

Comparte con tus amigos










Submit