Marranolandia

Marranolandia

Comparte con tus amigos










Submit

El golpe de Estado propinado por unas lacras sociales llamadas partidos políticos y su depredadora fauna en Baja California ha recibido cualquier número de calificativos, entre los que resalta marranolandia. Sí, la mercenaria y corrupta clase política de Baja California, empujada por el millonario Jaime Bonilla Álvarez se metió en terreno barrido y ahora es presa del escarnio popular por lo marranón y nada ético procedimiento de reformar la Constitución del Estado para alargar de dos a cinco años el gobierno de Bonilla Álvarez.

El pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, incluyendo la fauna morenista, firmó un punto de acuerdo para que el Congreso Estatal de Baja California, esto es los mismos marranos diputados y los tres de cinco ayuntamientos que avalaron la testadura, perversa y nauseabunda reforma constitucional, para que la dejen sin efecto, toda vez que no ha sido promulgada por el Ejecutivo estatal. De otro modo, el asunto llegará irremediablemente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que declararía su inconstitucionalidad o bien, el Senado de la República que declararía la desaparición de poderes, hecho que convertiría a esa entidad de la patria mexicana en tierra de nadie y en un polvorín político y social.

En cualquiera de los dos casos, los diputados marranos y el marrano mayor, es decir, el señor Bonilla, cabildos y alcaldes que avalaron la enmienda, tendrían que ser sujetos a un juicio político e ir a la cárcel. Bonilla y su pandilla perpetraron un incalificable fraude electoral y un ultraje a la dignidad de los californianos que votaron el pasado 2 de julio por un gobernador de dos años y no de cinco, como perversamente se quiere ensayar para convertir a la Baja California en un marranón laboratorio que podría llevar a Andrés Manuel López Obrador a una cochinona reelección presidencial en el 2024.

Así que se antoja que la vía más corta será la que se tomó en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que el asunto no pase a mayores. De cualquier forma, Jaime Bonilla llegará al poder deslegitimado de origen, pese a haber ganado por amplia mayoría las elecciones de gobernador.

Quizá Bonilla y su pandilla y cualquier marranón politicastro que intente un golpe de Estado electoral y constitucional como el de la Baja California, entiendan ahora que el ultraje a la dignidad de los californianos y de todos los mexicanos tiene un alto costo. Debe quedarles muy claro que ni los californianos, ni los mexicanos en general somos idiotas. Lo que ocurrió en la Baja California es un daño terrible a la democracia, una puñalada trapera que no puede y no debemos permitir los mexicanos bien nacidos.

Comparte con tus amigos










Submit