Medio ambiente, sociedad y política

Medio ambiente, sociedad y política

Comparte con tus amigos










Submit

El pasado viernes se presentó en el Centro de Investigación y Posgrado en Estudios Socioterritoriales (CIPES) en Acapulco, el libro “Medio ambiente, sociedad y turismo”, que coordinaron Ana Yolanda Rosas Acevedo y Audel Sánchez Infante, profesores investigadores de la maestría en turismo. El libro es una compilación de trabajos de investigación sobre el impacto de la principal actividad económica de Acapulco sobre el medio ambiente, pero también un análisis sobre la evolución de esa actividad económica.

Medio ambiente, sociedad y turismo” es un diálogo sobre Acapulco, el reciente. El Acapulco turístico que quedó después de ese gran boom que duró hasta entrado los 90. El Acapulco citadino y el rural. Cada uno de los tres Acapulco, el turístico, el citadino y el rural, tiene sus propias consecuencias y problemas a partir del crecimiento poblacional. La ciudad de Acapulco tiene un número determinado de residentes permanentes, pero ese número se duplica o triplica con los visitantes en los periodos vacacionales, y con ello los servicios públicos municipales se sobrecargan.

El libro que coordinan Rosas Acevedo y Sánchez Infante reúne a partir de varios autores, todos ellos investigadores de distintos centros de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) la necesidad de hablar de un asunto que se tenía postergado, que es el presente y el futuro de Acapulco, y que es algo que siempre se deja para más después, porque implica seriedad y responsabilidad, sobre lo que fuimos, lo que somos, lo que nos queda y a dónde vamos.

Es absolutamente necesario hablar de los recursos, el agua, el paisaje, la flor y la fauna, y es precisamente la temática en la que gira el libro “Medio ambiente, sociedad y turismo”, son las líneas de investigación que ejercen los académicos reunidos. La compilación fue presentada en el CIPES Acapulco que coordina Marco Polo Calderón.

Audel Sánchez presenta los resultados de una investigación en torno a la zona norte de la laguna de Tres Palos, mientras que Ana Yolanda Rosas lo hace sobre la vulnerabilidad y deterioro de la subcuenca de La Garita; José Luis Rosas y Aurora Cortés, dedicado al turismo y al medio ambiente. Estos tres trabajos se refieren al recurso del agua y el medio ambiente, así como un análisis de lo que está y de las posibilidades de revertir el deterioro.

Por otro lado, los trabajos de Roger Bergeret y Mónica Gordillo, así como de Claudia Arroyo y Federico Sandoval, se refieren a los servicios que se prestan al turismo tanto en restaurantes y como marca. Por último, está el conocimiento del patrimonio natural, elaborado por José Luis Rosas y Roberto Morales.

El desarrollo económico y la evolución de Acapulco están íntimamente ligadas a su creación y difusión como destino turístico, como espacio del recreo. Y como tal, aún aquellos que critica o rechazan esta situación se han beneficiado de ella, porque gracias a ello se constituyó no sólo en la ciudad más importante de la entidad, sino una de las ciudades con mayor reconocimiento en el mundo.

Sí bien aquellos vuelos “charters” que hasta los 90 arribaron al puerto de distintas ciudades y países del mundo, organizados por las agencias de viajes para acercar a Acapulco a quienes venían a descansar y divertir, pero sobre todo eso a gastar en dólares, ya se ha terminado, la ciudad permanece en la mente de la gente que ve en las playas de esta ciudad y puerto un destino deseable.

Acapulco es región de Guerrero, es una ciudad, es un municipio. Pero es como ciudad turística la que ha dado de comer a los acapulqueños de recientes generaciones y de las más viejas, y son estas generaciones las que conocieron a un destino que no se repetirá. Pero de cualquier forma es necesario hablar de Acapulco, de lo que se tiene, de lo que queda y de lo que vendrá, y para eso es necesario una lectura como el libro “Medio ambiente, sociedad y turismo.

Comparte con tus amigos










Submit