Memorándum mata reforma

Memorándum mata reforma

Comparte con tus amigos










Submit

El presidente Andrés Manuel López Obrador envio recién un memorándum a miembros del gabinete para abrogar la Reforma Educativa que se aprobó de manera constitucional durante el periodo de su antecesor, Enrique Peña Nieto.

Enviado a los titulares de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez; de Educación Pública, Esteban Moctezuma y Carlos Urzúa de Hacienda, el documento apunta la suspensión de la ley vigente en materia educativa aprobada en el sexenio anterior, mientras se de fine en el Congreso la nueva legislación, luego de que se alcancen los acuerdos para derogar la reforma y reemplazarla por un marco legal satisfactorio, útil y funcional.

Durante un sexenio, la Reforma Educativa fue el motivo de que el grupo antisistémico como lo es la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cuya mayor fuerza la tiene en los estados que históricamente están por debajo de la media nacional en rezago educativo se opuso con todo su repertorio, incluyendo los violentos a esa reforma constitucional; los agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se opusieron de manera más pasiva y su comportamiento fue institucional. Los que se manifestaron defendiendo su derecho al trabajo.

La sociedad, más los recién egresados profesionistas sólo optaron por presentar los exámenes de oposición a los que se convocó, pero se mostraron apáticos a una reforma que en al menos en uno de los aspectos les beneficiaba, porque podían acceder a trabajar al sistema educativo nacional, que había sido monopolizado por los hijos de los profesores y la venta de plazas magisteriales. Estos no se manifestaron por su derecho a tener trabajo.

Mientras tanto, el estado de la cuestión se encuentra en una pausa. Sin prisa ni fechas, el tema se encuentra solamente en el debate mediático, donde se discute si el memorándum está por encima de la Constitución y de las leyes que de ella emanen. El presidente de la República abroga la reforma educativa de un memorándum, que a decir de los juristas un documento de ese tipo no puede estar por encima de la Constitución . Y en el Congreso, a decir del coordinador parlamentario de Morena, Mario Delgado, dice que no hay prisa ni fecha para discutir en el pleno la reforma, hasta no agotar la discusión con los maestros.

Es decir, por el momento lo único que hay es una orden a los titulares del gabinete a que dejen sin efecto las medidas en las que se hayan traducido la aplicación de la tan mentada reforma. Es decir, dejar al tiempo la solución, porque el tiempo todo lo cura.

Es lo que hay hasta el momento, un grupo que se opone a todo lo que provenga del sistema, que está proponiendo una iniciativa propia de Reforma Educativa; un sistema, integrado por el Legislativo, donde el Ejecutivo tiene mayoría; pero que se niega a legislar sobre un tema que ya tiene un sexenio en la agenda pública y lo que va del nuevo sexenio. Bueno, el asunto aguantó seis años, qué problema que sean otros más.

Comparte con tus amigos










Submit