México en 4 años más…

México en 4 años más…

Comparte con tus amigos










Submit

¿Qué va a ser de nuestro país de continuar la marcha destructiva de la economía y de la sociedad en los siguientes cuatro años? Una buena parte del daño ya se ejecutó puntualmente y la reparación tendrá severas repercusiones generacionales, si no damos un violento golpe de timón que altere la ruta en dirección hacia el mismísimo ojo del huracán.

 

AMLO, quien deseaba ser “el mejor presidente de la historia de México” y que no nos iba a fallar, ha causado más daño a la nación en 20 meses de “gobierno” que cualquier presidente de nuestra dolorida historia. Veamos:

 

Al cancelar la construcción de NAICM y enterrar casi 100 mil millones de pesos, AMLO no solo arruinó un magnético centro de conectividad mundial, que hubiera reportado a México ingresos de más de 100 mil millones de dólares anuales, sino que lastimó la colosal marca México, el país de la oportunidad, ahuyentó capitales nacionales y extranjeros, cerró ProMéxico, el organismo promotor de las inversiones en nuestro país, al igual que cerró las puertas al Consejo de Promoción Turística que ayudó a captar 192 mil millones de dólares en el sexenio anterior. Por si fuera poco, difirió las rondas petroleras y sus probables 200 mil millones de dólares de ingresos, desperdició decenas de millones de dólares en el rescate suicida de Pemex que ya perdió en este año 835 mil millones de pesos, sin olvidar las multibillonarias obras faraónicas en el sureste que nacerán muertas financieramente… En abril y mayo pasados, 12 millones de mexicanos dejaron de percibir ingresos y un millón y medio perdieron sus empleos. En lugar de invertir en infraestructura, lanzó a la ruina a las PYMES que captaban el 80 % del empleo nacional, atentó contra proyectos ecológicos accionados con energías limpias y baratas con valor de 35 mil millones de dólares y dispuso del presupuesto federal para comprar votos en el 2021 y olvidó la sentencia histórica de Clinton cuando le dijo a George Bush en plena campaña electoral “it´s the economy, stupid”…

 

El propósito de redactar estas breves líneas consiste en imaginar la suerte del destino inmediato de México, de no tomarse las decisiones que podrían desviarnos de un abismo seguro de terribles consecuencias…

 

Si AMLO en tan solo 20 meses ha destruido la economía mexicana, no es dificil imaginar que en cuatro años más alcanzaríamos a Venezuela para materializar el sueño dorado de incontables morenistas adoradores de Nicolás “Maburro”: El bolívar ha pasado por dos procesos de reconversión monetaria: en 2008 perdió tres ceros y pasó a llamarse “bolívar fuerte”, mientras que a mediados de 2018 le restaron otros cinco ceros (5) con lo que fue rebautizado como “bolívar soberano”, de ahí que este viernes pasado el precio del dólar rozara en el mercado paralelo los 300.000 bolívares por dólar, o sea, los 30 billones de bolívares (Bs. 30.000.000.000.000) con los ocho ceros que el chavismo le quitó a la moneda. (En México solo le quitamos tres ceros…) ¿Cómo leer esta monstruosa cifra en razón del exceso de liquidez, ya que en Venezuela no cuentan con un Banco de México que goza de autonomía y rechaza las presiones del Ejecutivo para imprimir dinero irresponsablemente? El billete de más alta denominación en Venezuela, 50.000 unidades, no alcanza para pagar un café, si no se pierde de vista que la inflación acumulada se eleva a más de 1,300,000 %, desde el inicio del chavismo.

 

Venezuela es el país más corrupto de América Latina, por delante de Haití y México, a pesar de las promesas ingrávidas de AMLO, quien ha establecido las reglas de un sistema económico de lo que NO se debe hacer para poder construir el país de la prosperidad. ¿A dónde vamos con 80 millones de pobres creyentes en el populismo? La hostilidad y la incertidumbre jurídica en contra de los inversionistas y de la nación en general, hará de México una nueva Venezuela en el 2024, salvo que AMLO pierda el control de la Cámara de Diputados en el 2021 y en el 2022 vuelva a perder, ahora la revocación del mandato.

 

Si AMLO fuera el director de una empresa y presentara sus resultados en una asamblea de accionistas, lo hubieran despedido antes de tomar posesión de su cargo, desde el momento en que canceló el NAICM…

 

Comparte con tus amigos










Submit