México sin partidos

México sin partidos

Comparte con tus amigos










Submit

En México las elecciones presidenciales del 2018 con el aluvión de votos a favor del candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y que con ello benefició a una gran cantidad de candidatos postulados por ese partido, ocasionó prácticamente una crisis en el resto de los partidos políticos, sobre todo en los más fuertes hasta ese momento, PRI, PAN y PRD.

A la crisis de la derrota sobrevino una crisis de liderazgos políticos, puesto que a un año de haber sufrido la derrota electoral y a siete meses del gobierno de Morena, no hay partido ni figura que capitalice desde la oposición el descontento social que se comienza a generar desde el Gobierno federal.

Sin embargo, los mayores contrapesos que se están visualizando provienen de figuras afiliadas a Morena, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y la legisladora Tatiana Clouthier, que sin ser oposición se están convirtiendo en una conciencia crítica del partido en el poder.

En el caso de Muñoz Ledo propiamente se trata de una figura independiente, que ha pasado por todas las rutas de la alternancia y la democratización del país, desde el régimen autoritario priista, en su alianza con Vicente Fox y el voto útil, hasta ahora que preside la Cámara como postulado por Morena. En el caso de Tatiana, hija del excandidato presidencial en 1988 por el PAN, Manuel Clouthier, está constituyéndose en un puente entre los que recuerdan a su padre como un luchador contra el régimen autoritario priista y la vocera en las redes sociales de Morena y de López Obrador, es un puente entre el pasado y la actualidad, por apellido y por función.

La crisis de los partidos políticos opositores, PAN, PRD y PRI, junto a su falta de liderazgos emergentes que capitalicen las fallas naturales del sistema, han hecho de Muñoz Ledo y Clouthier rostros visibles que pueden encauzar y atraer ciertas simpatías por las características de sus posiciones políticas.

Los partidos políticos tienen significado y función. Para Giovanni Sartori la palabra partido significa dividir y participar; mientras que para Antonio Gramsci el partido toma la función del héroe personal, y por ello es la expresión de un grupo social; en cualquiera de estas dos definiciones. O como dice Maurice Duverger, es una asociación. Y esta surge a partir de la causa en común que puede unir a personas.

En este sentido, si los partidos opositores no logran reconsolidarse ni consolidar una figura emergente en los próximos tres años, en el segundo tercio del mandato de López Obrador y de Morena podría consolidarse el de Tatiana para ofrecerse en dos condiciones significativas a su favor, el de ser mujer y el contacto con las nuevas generaciones de votantes que son nativos digitales. Aunado al hecho de que recién en el festejo de su aniversario Muñoz Ledo manifestó su deseo de que la próxima presidencia sea ocupada por una mujer.

Hasta el momento parece que México se encuentra sin partidos, lo cual no es ideal porque la importancia de las elecciones reviste precisamente en la competencia y en la incertidumbre de quién podría ganar, por eso esta situación no es nada venturosa.

Comparte con tus amigos










Submit