Migraciones y desplazamientos

Migraciones y desplazamientos

Comparte con tus amigos










Submit

En las últimas fechas, la gran caravana de hondureños ha ocupado las noticias internacionales y nacionales; la intención de llegar a Estados Unidos de una cantidad de centroamericanos forma parte del menú diario de información, tanto el recibimiento del que son objeto en la Ciudad de México como en el país que gobierna Donald Trump, en donde hombres armados pretenden amedrentar a los caminantes en su intención de entrar a un país cuyo origen está en la migración.

No obstante de ser la más famosa, la caravana hondureña no es la única ni la más dramática. Porque de suyo la migración ha sido inherente a la humanidad, no de otra manera se ha poblado el mundo, sino con personas que han viajado de un lado a otro en territorios cercanos o muy lejanos.

Al final de cuentas, quién sabe qué tanta importancia tendrá la distancia que se abre en el lugar de origen y en el que se busca de residencia.

Ahora mismo, en Guerrero sufre una migración o desplazamientos del que muy pocos hablan, producto de la violencia que vive la ciudad y el municipio. Casas que lucen abandonadas de un momento a otro, forman parte ya del escenario urbano.

Familias enteras que eran vecinos, ya no están, los rumores de amenazas o la total desinformación es lo que rodea al abandono de sus propiedades. Los patrimonios, bienes inmuebles y muebles, son abandonados sin más y sin conocer las razones por las cuales se dio.

Son migraciones de pequeños grupos de personas que no han permitido el mismo análisis y la misma cobertura informativa, por diversas causas, entre ellas que no están interesadas en que se conozca su paradero, pero no por ello deja de ser real y preocupante.

De tal manera que la caravana hondureña, aún con toda su magnitud, es apenas la punta de un problema mucho mayor que se refleja en los tiempos modernos. Los movimientos migratorios, que son para la búsqueda de mejores condiciones de vida, ahora agregan el temor y más que búsqueda es una huida de las condiciones en que se encuentran en sus lugares de origen.

La inseguridad y la violencia se han vuelto un detonante para el desplazamiento y la migración, tanto de pequeños grupos de personas como comunidades o familiares, o grandes conglomerados como el caso de la caravana hondureñ

El problema es encontrar un lugar para el desarrollo de la gente. El problema de las migraciones y desplazamientos motivados por la violencia, es uno de los tantos efectos de un asunto que no ha podido ser contenido por las autoridades de varios países y que precisamente se considera como un mal de muchos. Pero la pregunta es qué tanto se podrá soportar esta situación.

No es solamente Honduras la que presenta el problema, son varios países más, pero lo más cercano son las comunidades de Guerrero como el municipio y la ciudad de Acapulco, en donde también se muestran en otro nivel los desplazamientos para buscar lo que en el lugar de origen se perdió, la seguridad, el empleo y las oportunidades de salir adelante.

Si no se atienden estas demandas, los desplazamientos humanos en búsqueda de una mejor vida se incrementarán sustancialmente, porque al final de cuentas intentar vivir bien es una aspiración humana a la que no se puede renunciar tan fácilmente.

 

Comparte con tus amigos










Submit