Misiones culturales

Misiones culturales

Comparte con tus amigos










Submit

Y el nombre José Vasconcelos se escuchó en Palacio Nacional al informar el presidente Andrés Manuel López Obrador que el 24 de agosto se iniciaría el ciclo escolar 2020-21 y será a distancia, por televisión abierta y radio. El nombre de un personaje de controversias, impulsor de la autonomía de la gran Universidad Nacional de México. Fue su rector del 9 de junio al 12 de octubre 1921.

 

“Las clases presenciales serán hasta que aparezca el semáforo verde”, dijo Esteban Moctezuma, actual secretario de Educación Pública y que por cierto en su oficina está el escritorio que usaba Vasconcelos en la calle de Argentina en la CDMX.

 

Andrés López Obrador argumentó este proyecto para regresar a clases con el recuerdo de las “misiones culturales” de José Vasconcelos cuando fue secretario de Educación. Cuando las escuelas rurales y los maestros fueron constructores de la paz, “apóstoles de la educación”. Después enfrentarían a los cristeros quienes les mochaba las orejas por rojos, defendían la educación laica.

 

Los maestros de 1929 se quedaron atrás, ahora los de esta generación darán sus clases de manera indirecta a través de señales de aire.

 

Nadie a los salones de clases, todos desde la 07:00 a las 20:00 horas por canales de las cuatro empresas como Televisa, Imagen, Tv Azteca y Multimedios, darán “servicio” a los 30 millones de alumnos. Que serán 16 canales. 4550 programas por televisión y 640 por radio producidos por el Canal 11 que era del IPN y los contenidos los hará la SEP. Que solo pagará el gobierno los costos de la operación, que no habrá lucro. Es decir, las empresas que usan aire de la nación no saldrán perdiendo.

 

“El Ulises Criollo” dio mucho a la definición del ser mexicano y del propio Estado forjado por la Constitución de 1917 y el proyecto del sistema que formó Plutarco Elías Calles.

 

Vasconcelos fue alma del “Ateneo de la Juventud” con Antonio Caso y “donde discutían temas filosóficos en el salón del Generalito, de la Preparatoria número 1 en la calle de San Ildefonso. La batalla filosófica contra el positivismo” (pág. 232-33, Ulises Criollo. edit. Fondo de Cultura Económica 1982 ).

 

Ahí estaban intelectuales de gran talla como Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Reyes, Alfonso Cravioto, Isidro Fabela. Impulsó el actual escudo y el lema “ Por mi raza hablará el espíritu” de la UNAM.

 

Fue secretario de Educación Pública en el gobierno de Álvaro Obregón del 2 de octubre de 1921 al 2 de julio 1924 y ahí realizó las misiones culturales que llevó la historia no solo de México, sino también la universal, en especial la griega y romana a pueblos en las montañas y ciudades del país. Le dio fuerza al muralismo con Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, a Fermín Revueltas, Fernando Leal, Ramón Alva de la Canal, Jean Charlot, la poetisa chilena Gabriela Mistral y Antonieta Rivas Mercado, la gran mecenas de la cultura del primer tercio del siglo XX y quien se quitó la vida en 1931 en la Catedral de Notre Dame. Dicen que por causa de Vasconcelos, la pistola era de él.

 

Autor de grandes libros como “Ulises Criollo”, “En el ocaso de mi vida”, “La Tormenta”, “El Desastre”. “La Raza Cósmica”, este libro lo pongo aparte porque ahí dibujó “su viraje hacia la derecha y aversión a todo lo que fueran movimientos revolucionarios e izquierdistas”, dijo su hijo Héctor Vasconcelos.

 

Fue candidato a la presidencia frente a Pascual Ortiz Rubio, “el Nopalito” y ante la derrota por fraude en 1928, llamó a un levantamiento armado con el Plan de Guaymas, y que nadie siguió. Fue apresado y luego se exilió a París.

 

Las misiones culturales por aire ojalá se concreten para llevar masivamente la cultura y conocimiento, sobre todo de la Constitución, de su historia para que defendamos siempre nuestros derechos, a pensar libremente.

 

Comparte con tus amigos










Submit