Mover a la UAGro

Mover a la UAGro

Comparte con tus amigos










Submit

La Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) se encuentra en una franca ebullición. Dos acciones, que tienen que ver con el dinero están agitando a los integrantes de la institución, por un lado el recorte presupuestal y por otro la exigencia de un grupo de profesores para que las direcciones escolares devuelvan el dinero que se cobró por concepto de ingreso y reingresos el ciclo escolar, y como se sabe los asuntos de dinero siempre son conflictivos.

Aunque son asuntos separados, los dos temas son parte de un mismo hecho, y que tiene que ver con los recursos económicos que percibe la Universidad, uno para su funcionamiento y el desempeño de sus funciones sustantivas, como la academia, la investigación y la vinculación; y por otro lado para el funcionamiento de las instalaciones escolares y que tiene que ver con su funcionamiento.

En el primer tema, la Universidad, según ha informado el rector Javier Saldaña Almazán, las universidades e instituciones de educación superior del país sufren una reducción del presupuesto para el próximo año; mientras que se incrementan los recursos asignados a la universidad Benito Juárez, que se impulsan desde el gobierno federal. Esa reducción de recursos afectará el estímulo al desempeño docente, que entre otras cosas así se le denomina a las actividades de investigación y producción de conocimientos desde las aulas escolares.

Esto es que se busca a que profesores universitarios realicen trabajos de investigación, esta actividad se refleja en el incremento de profesores que forman parte del Sistema Nacional de Investigadores, cubriendo requisitos que se exigen en parámetros nacionales.

La reducción presupuestal que se manifiesta en el paquete económico de egresos e ingresos para el 2020, no sólo afecta a la Universidad Autónoma de Guerrero, sino a las que forman parte de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES). Sino también a las otras instancias que ligadas a esta forman parte del mismo sector como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en la que se está aplicando recortes desde el cambio de gobierno.

Además de esta política de recorte presupuestal a nivel federal, desde local un grupo de universitarios también busca afectar los ingresos de la Universidad que tienen que ver con el sostenimiento y el mantenimiento de las instalaciones físicas, buscando que no se cobren cuotas de ingreso y de reingreso. Para ello han emprendido ataques por dos frentes, uno es a través del Congreso buscando se reforme la Ley de la Universidad y por otro lado con una movilización que busca la devolución de esos cobros. Ambos frentes abiertos tienen que ver con la violación de la autonomía universitaria.

La autonomía tiene que ver con la generación de sus propias leyes, reglamentos y normas, entre ellos la fijación de aranceles, es decir del cobro por la prestación de servicios, y de los cuales no reciben dinero de parte de la federación ni del gobierno del estado.

La amenaza de realizar una marcha para exigir la devolución de las cuotas, agitó a los universitarios. Las embestidas que está recibiendo la universidad y que tienen que ver con el dinero, seguramente causara la movilización de los universitarios, y sacar a este sector a la calle puede ser de consideración. Hasta el momento las escaramuzas sólo se han dado en los medios de comunicación, pero sacar a los universitarios a las calles a reclamar el respeto a la autonomía universitaria y en demanda de incremento del subsidio es algo que ya se vivió.

Comparte con tus amigos










Submit