Nada de qué preocuparse…

Nada de qué preocuparse…

Comparte con tus amigos










Submit

Como catastróficas y apocalípticas pueden tomarse las palabras del primer edil de San Miguel Totolapan: Juan Mendoza Acosta.

Casi, casi quiso decir el flamante alcalde de extracción perredista, que dicho sea de paso, repite en el encargo. Lo de la entrega de fertilizante gratuito este año fue… <<Un desastre, algo fatal, lo más dramático, trágico, y adverso, y deplorable, lo nunca antes visto, que se puede considerar como una perdida, o lo peor que les pudo pasar>>

Porque según sus datos: En su anterior gestión, entregó fertilizante a nueve mil 300 productores y ahora tarde pero seguro, solo le dieron a 6 mil 400 campesinos.

Por lo que categórico ha afirmado: Viviremos una grave crisis alimentaria. En otras palabras, ¡Habrá hambruna!

Y para corroborar su dicho, ya ha comenzado el conteo de los daños colaterales. <<Un 85% de pérdidas por la falta de cosechas>>, ha afirmado el alcalde. Y remata, <<se debe a que el fertilizante gratuito tardo en llegar>>.

El alcalde repartió culpas a diestra y siniestra. Contra todos los involucrados en el programa de entrega de fertilizante gratuito, que, para su tranquilidad hay coincidencia entre varios actores políticos, en que fue un rotundo fracaso.

Pero, de la decepción por el ineficiente reparto de fertilizante a que haya crisis alimentaria hay mucha distancia. Porque a lo mejor no hay maíz. Pero habrá otros alimentos, caros pero habrá productos con los que se alimentará la población de su municipio.

Por fortuna San Miguel Totolapan es un lugar en donde el alza en el precio de la tortilla, no se ha dado.

Lo que sí es preocupante es que el precio del pollo y del aguacate no haya bajado. Debido en parte a que las políticas económicas federales no han impactado en el bolsillo de los mexicanos. Y los productos lácteos. Desde principios de año, al ser trasladados desde las zonas donde no hubo suficiente combustible, subieron también de precio y escasearon, pero ahora que se ha estabilizado el mercado, se supone que al menos habrá suministro del producto en las tiendas, para poderlo comprar.

Las versiones alarmistas el alcalde de San Miguel Totolapan contrastan con la versión federal de que, no hay de qué preocuparse. Así que en los próximos meses se sabrá si hubo o no la producción de granos esperada para este año. Por lo pronto solo nos queda el <<sospechosismo>>.

Comparte con tus amigos










Submit