Nadie sabe cuándo se acabará esta pesadilla

Nadie sabe cuándo se acabará esta pesadilla

Comparte con tus amigos










Submit

Por lo pronto, el semáforo en Guerrero sigue en color naranja, dijo el mandatario estatal


Acapulco.- El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que el contagio de COVID-19 en Guerrero es alto y agregó que nadie sabe cuándo terminará la emergencia sanitaria, por lo que insistió a la población en que se cuide con el propósito de que el estado no regrese al color rojo del semáforo epidemiológico nacional.

Informó que la entidad continuará en color naranja hasta el viernes, pero hoy se reunirá con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y autoridades de la Secretaría de Salud para revisar la situación epidémica del país. “Ya habíamos comentado que estábamos en el límite. De todo corazón, deseo que podamos mantenernos en el semáforo naranja”, expresó.

El mandatario estatal comunicó que Guerrero apareció nuevamente entre las 10 entidades con mayor ocupación de camas para la atención especial de casos. “No es que hayamos aumentado, es que otros disminuyeron; nosotros estamos casi en la misma ruta”, explicó.

Durante su transmisión a través de Facebook, un usuario preguntó cuándo terminará la pesadilla del COVID-19 y Héctor Astudillo respondió al respecto: “Yo creo que en este mundo nadie sabe cuándo va acabar, no hay alguien que pueda decir, con una gran precisión, cuándo acabará este problema tan delicado, inesperado, indeseado, con consecuencias dolorosas, como el COVID-19.

La realidad es que llegó en un momento en que nadie lo esperaba y hay que observar lo que está pasando en otros países del mundo”. Señaló que en varias partes del mundo se pensaba que el problema estaba controlado, pero no es así, “no tenemos una fecha ni el gobernador ni el presidente de la República ni el presidente de Estados Unidos ni la Organización Mundial de la Salud”, por lo que reiteró que la mejor estrategia para ayudar a disminuir los contagios es que la población colabore utilizando cubrebocas, guardando la sana distancia y quedándose en casa.

Astudillo Flores también insistió a los visitantes a que colaboren con las autoridades acatando los protocolos sanitarios, “porque es algo muy frustrante ver que le echamos muchas ganas aquí y en el fin de semana reanudamos algunas actividades, en este caso, las de playa, vienen los turistas y no traen cubrebocas ni se cuidan”.

Por su parte, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, reportó que el estado registraba hasta la tarde de ayer mil 109 defunciones y siete mil 871 contagios, 262 en las últimas 24 horas, la segunda cifra más alta después de la primera, que fue de 277 el 6 de junio. La mayoría de los casos siguen estando en Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo.

Comparte con tus amigos










Submit