Neuralink busca que no olvides jamás, pero esto puede ser una mala idea

Comparte con tus amigos










Submit

Grabar lo que ocurre a nuestro alrededor es fácil, aunque los recuerdos representan algo más que la memoria episódica, ¿Podrá Elon Musk grabarlos con Neuralink?


A finales de agosto Elon Musk presentaba las novedades de Neuralink, Chip con el que quiere ser capaz, en el futuro, de Almacenar nuestros recuerdos. Sí, como en ese capítulo de Black Mirar, aunque los recuerdos implican más que la imagen o el sonido. También llevan asociados los sentimientos con los que los vivimos. Pero, ¿es buena idea que Neuralink pueda grabar y reproducir nuestros recuerdos? ¿Podrá algún día Musk grabar nuestros recuerdos?

Para entender un poco más todo lo que implica, desde cómo funciona la memoria a largo plazo hasta qué puede suponer a nivel psicológico rememorar traumas, en Hipertextual hemos consultado con Lorena Lobo, doctorada en Psicología y profesora en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA).

¿Cómo funciona la memoria a largo plazo?
Para empezar, hay que entender cómo funciona la memoria a largo plazo. “Cuando hablamos de la memoria a largo plazo (MLP) hablamos tanto de memoria declarativa (explícita, que podemos relatar) como de memoria no declarativa (implícita, que mostramos en acción más que relatamos). Además, dentro de la memoria declarativa podemos distinguir la memoria episódica (que son de hechos o eventos) de la memoria semántica (conocimiento general del mundo)”, comenta Lobo.

“Es fácil ver esta distinción con un ejemplo: si recuerdo el momento en el que aprendí a montar en bicicleta estoy usando mi memoria episódica. Lo puedo contar a otra persona y detallar el episodio. Si explico lo que es una bicicleta estaré usando mi memoria semántica. También puedo contar esto a una persona pero no tengo por qué atarlo a un episodio concreto porque mi memoria de las bicicletas es más general. Por último, si me monto en una bicicleta y recuerdo lo que hay que hacer para ir hacia delante estaré usando una memoria no declarativa (implícita). Es realmente difícil explicar mi recuerdo sobre el ángulo de mis pies para pedalear o cómo hago para mantener el equilibrio. De hecho, algunos aspectos importantes de montar en bici ni siquiera se me ocurrirían como concepto, pero recuerdo cómo se hace porque lo aprendí en su momento”.

Aunque tenemos más de un tipo de memoria a largo plazo, la mayoría de la gente, cuando habla se está refiriendo a la memoria episódica. Es decir, “a nuestra capacidad para recordar hechos o eventos del pasado, clave para hablar de nuestros recuerdos de infancia o de juventud. Pero en realidad, la MLP involucra mucho más que secuencias de eventos”, afirma Lobo.

Además, se puede distinguir tres momentos en el proceso de la memoria: “Cuando aprendemos una información, cuando esta información se consolida y cuando la recuperamos tiempo después”, indica la psicóloga.

A pesar de que “podemos tener recuerdos relacionados con la memoria a corto plazo”. Por ejemplo, un número de teléfono del que tengo que recordar los dígitos unos segundos hasta apuntarlo en el móvil, “estaré usando mi memoria a corto plazo”. “El recuerdo de los números se desvanecerá muy pronto si no hago esfuerzos por aprenderlo y que pase a mi memoria a largo plazo”, añade.

Pero lo que quiere hacer Neuralink sí está dirigido a la memoria a largo plazo: “Lo que pasa es que el proyecto de Neuralink no tiene mucho sentido si está dirigido a los breves segundos en los que funciona la memoria a corto plazo”, apunta Lobo. “Así que al final cuando se habla de registrar nuestros recuerdos están refiriéndose a memoria a largo plazo. Es más, lo que tienen en mente es un tipo concreto de memoria que es memoria a largo plazo episódica”.

 

Comparte con tus amigos










Submit