Niños mueren por ‘virus desconocido’ en Veracruz

Niños mueren por ‘virus desconocido’ en Veracruz

Comparte con tus amigos










Submit

En la localidad de Ojite de Matamoros, municipio de Coxquihui, Veracruz, un brote de una enfermedad respiratoria aguada dejó dos niños muertos y más de una docena hospitalizados.


VERACRUZ.- En entrevista con medios locales, padres de familia y habitantes han manifestado su desesperación ante la situación pues aseguran no han sido atendidos por los hospitales de la región, dependientes de la Secretaría de Salud de Veracruz.

Los señores Aelín Molina Portillo y Nahum García Ramírez, padres del menor, Daviel Neymar García Molina, de 3 años de edad,  relataron que “todo inició el pasado sábado 16 de Septiembre, cuando nuestro hijo se enfermó de tos severa, seguida de temperatura y después comenzó con vómito, llegando a vomitar sangre, por lo que acudimos primeramente al Hospital Regional del Totonacapan, en la comunidad de Entabladero, Espinal, en donde no nos lo quisieron recibir, ni siquiera nos dejaron pasar”.

“Al ver que nuestro hijo empeoraba, nos dirigimos al Hospital Regional de Papantla, en donde tampoco encontramos atención, por lo que decidimos llevarlo al Centro Médico de Especialidades, en Papantla, en donde ingresó y el pediatra solo se limitó a revisarlo una sola vez y en toda la noche no regresó, por lo que al ver la falta de atención en ese lugar, lo sacamos y nos lo llevamos a la Clínica San Juan Bosco, en Poza Rica, en donde nuestro hijo ingresó muy mal y los doctores nos dieron pocas esperanzas, pues nos dijeron que un virus desconocido le había atacado varios órganos, aunado a ello, sufrió tres infartos y ya no resistió”, contaron.

El menor, fue el primer fallecido en esa localidad a causa del virus del cual, hasta el momento, se desconocen sus causas.

Este lunes, alrededor de las 8 de la mañana habitantes de Ojite iniciaron un plantón para exigir medicamentos y atención hospitalaria a causa del brote que inició en esa comunidad pero que ya se ha extendido a Comalteco y la colonia El Espinal, donde hay más menores enfermos.

Los manifestantes denunciaron que el brote lleva más de una semana y media y que, aunque los niños han sido atendidos en algunos hospitales, no hay medicamentos.

Desde el domingo, los habitantes tomaron el tramo carretero Papantla- Espinal-Coyutla, como respuesta, el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, prometió enviar doctores y enfermeras a la comunidad, sin embargo, no fue así.

“Lo que les decían eran que llevaban todo lo necesario para recibir a los niños, pero la verdad es que no llevaban nada, no tenían medicamentos, y comenzaron a decir que era por una mala higiene”, señaló Nancy en entrevista con AVC.

Por ello, este lunes los habitantes tomaron la carretera a la altura de Oriente Medio Día y los entronques Coxquihui, Zozocolco y el paso de Coyutla, para exigir atención médica para los menores.

Pero, alrededor de las 6 de la tarde, más de 100 elementos antimotines llegaron al lugar y con violencia desalojaron a los habitantes. Además, que se llevaron a cuatro personas que, hasta el momento, se reportan como desaparecidos.

Nancy relató que sin dialogar, los policías arremetieron contra los manifestantes y “de manera violenta nos comenzaron a quitar, se llevaron a por lo menos cuatro personas en patrullas cerradas”.

Incluso, dijo que llegó el subagente municipal de Oriente Medio Día, José Luis Martínez López, quien pidió dialogar con los mandos a cargo, pero como respuesta fue golpeado y subido a la camioneta.

Los habitantes explicaron que, desde hace más de una semana, los menores comenzaron con temperatura y vómito, síntomas que fueron confundidos con dengue.

A los síntomas se sumaron hemorragias que no valieron para que, en el hospital más cercano, en el municipio de Espinal, ofrecieran atención médica a los niños afectados.

La atención tardía en los centros hospitalarios y la información poca clara, trajo como consecuencia la muerte de dos menores de cuatro años.

“En un principio dijeron que era dengue, el primer menor que falleció con este diagnóstico, y no recibieron la atención adecuada”, dijo Nancy.

Los padres acusan que el brote habría comenzado en el jardín de niños María Montessori, en donde estudian los menores afectados. Por ello, lo clausuraron de manera simbólica el sábado pasado y exigieron que se envíen brigadas médicas y personal de Riesgos Sanitarios para su revisión.

 

Fuente Regeneración

Comparte con tus amigos










Submit