No basta ser licenciado

No basta ser licenciado

Comparte con tus amigos










Submit

 


La evolución que ha tenido México en los últimos 30 años ha transformado a la educación y a los grados educativos de una escalera a la movilidad social, al estancamiento o, francamente, a su depreciación de tal manera que, francamente, ahora no basta ser licenciado para salir adelante; no en el viejo esquema en el que funcionaba la educación hasta hace tres décadas, cuando el grado de licenciado garantizaba mejores ingresos y una mejor calidad de vida. Ahora, esos tiempos, definitivamente, se han acabado.

Como parte de esa depreciación de pasar por la escuela superior hay incluso una frase que es constantemente compartida en la red social de Facebook que reza “hay genios sin estudios e idiotas con doctorado”, la cual refiere precisamente que no se necesita estudiar para llegar a ser un grande y, por lo general, se ilustra la frase con fotos de Bill Gates o Steve Jobs, creadores de Microsoft y Apple, respectivamente. Y sí, efectivamente, no culminaron una carrera universitaria, pero tampoco fueron a solicitar empleos; ellos generaron sus fuentes de trabajo.

La crisis por la que pasan los egresados de la educación universitaria es más o menos reciente. Hasta hace 40 o 30 años, quienes estudiaban una licenciatura recibían ofertas de trabajo, les pedían sus boletas de estudios y con ellas, más si llevaban 10, comenzaban a laborar. Muchos de estos no concluían sus estudios profesionales porque obtenían un trabajo en el área que estudiaban. Y como estudiaban para obtener un empleo, pues ya que tenían el empleo dejaban de estudiar.

Estos profesionistas, que en su inmensa mayoría provenían de familias campesinas u obreros en condición de pobreza que tuvieron que migrar para estudiar una profesión, vieron cómo el estudio los hacía cambiar de condición social. La mayoría de estos ya están jubilados o están por retirarse.

Desde hace unos 10 años para acá, eso ha cambiado, según las últimas informaciones que se dieron a conocer la semana pasada por parte de José Ángel Gurría, secretario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y datos del estudio “Tendencias del empleo profesional” de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), quienes se refirieron a esa crisis que por el empleo están pasando los egresados universitarios.

Gurría apuntó en una conferencia en la UNAM que el 50 por ciento de los egresados universitarios mexicanos no trabaja en lo que estudió, incluso realizan actividades que no requieren estudios profesionales. Indicó que uno de cada cuatro lo hace en la economía informal. Manifestó que esto no deja de ser paradójico, pues más de la mitad de las empresas señalan que tienen dificultades para cubrir sus vacantes.

Por otro lado, el informe “Tendencias del empleo profesional” de la STPS señala que quienes se decían trabajar en la economía informal ganan más que un profesionista e incluso las actividades relacionadas, como la venta de agua, confitería y botanas, están al alza por la falta de empleos de calidad.

Esta situación señalada por dos fuentes pone de manifiesto la crisis que enfrentará en el futuro el país, una por la falta de una base tributaria del trabajo y la calidad de la seguridad social ante una disminución de cotizaciones ante el IMSS o el ISSSTE.

Pero, sobre todo, coloca una triste realidad sobre la mesa: no basta ser licenciado para salir adelante, no como era antes.

 

Comparte con tus amigos










Submit