Share
Se oponen al nuevo Hospital General

Se oponen al nuevo Hospital General

Médicos y enfermeras dicen que el inmueble de El Quemado no es seguro. Pacientes y trabajadores del Hospital General de Acapulco, perteneciente a la Secretaría de Salud, protestaron en la entrada principal


ACAPULCO, GUERRERO.-  Personal médico y pacientes del Hospital General de Acapulco se manifestaron en contra del cierre de esa institución, ubicada sobre la avenida Adolfo Ruiz Cortines, el próximo 18 de diciembre.

Señalaron que el nuevo hospital en el poblado de El Quemado, vendrá a afectar aún más su economía y en el traslado de emergencias se corre el riesgo de perder una vida por su lejanía con la ciudad.

Al respecto, el paciente Juan Pérez, vecino de la colonia Santa Cruz, manifestó: “Lo que queremos son más hospitales en lugar de que éste lo cierren, este hospital aún tiene mucho qué dar, inclusive para la gente que viene de la Costa Grande”.

“Estamos en contra de que esta institución sea cerrada, mañosamente a este hospital no le han invertido un solo centavo”

JAVIER FLORES JUÁREZ Médico

En tanto, a las limitaciones que como pacientes observan dijo: “¿Quién nos va a trasladar hasta allá con toda la inseguridad que hay? No es justo, son 300 pesos o más lo que un taxi nos cobraría para llevarnos. ¿Cómo le vamos a hacer la gente humilde con un sueldo de 88 pesos?”

Señaló que definitivamente los casos de urgencia no podrán salvarse, “¿Se imagina? Hasta El Quemado no llegarían vivos por el tráfico o bien porque a cierta hora ya no hay el servicio de transporte público”.

Wendolín Gómez García, habitante de la colonia María de la O, indicó “a mí me dan crisis convulsivas. ¿Usted cree que me voy a ir hasta El Quemado? Y para que me digan que no hay el medicamento como aquí”.

Sandra Gutiérrez, en estado de gestación avanzado, originaria de Tecpan, dijo estar preocupada por la atención médica que podría dejar de recibir su hijo.

Cabe destacar que entre las pancartas de los pacientes y empleados del hospital había muestras de rechazo en contra de la diputada federal del PRI Beatriz Vélez Núñez, también secretaria general del Sindicato de Salud.