Órganos autónomos

Órganos autónomos

Comparte con tus amigos










Submit

A ver, a ver… En una democracia parlamentaria y representativa, las garantías individuales cuentan mucho; y vaya que cuentan. Si bien las mayorías deciden, respetan a las minorías.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le chocan las minorías que no están de acuerdo con su forma de gobernar.

Desde su toma de posesión el 1 de diciembre, no suelta a los fifís, conservadores, adversarios, etcétera; hay un propósito: concentrar todo el poder político y económico en sus manos.

Andrés Manuel López Obrador se le fue a la yugular a Guillermo García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), hace apenas unos cuantos días, quien con conocimiento de causa cuestionó la intención de anular a los órganos autónomos.

El presidente ordenó a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y a Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, investigarlo y crucificarlo.

“No debería de estar ahí al frente de la CRE. Y no es porque nos cuestionó, es más profundo el asunto. Es que se engañó al pueblo de México haciendo creer que se necesitaban instancias autónomas de expertos independientes, porque el Gobierno no podía atender los asuntos de la CFE y Pemex”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

Ambos funcionarios, muy obedientes, fabricaron sendos expedientes.

Veamos. La Secretaría de la Función Pública informó dos puntos centrales sobre el presunto conflicto de interés de Guillermo García Alcocer. Dijo que el titular de la CRE reconoció en un comunicado que el hermano de su cónyuge, Mario Barreiro Castellanos, laboraba desde 2015 en Vestas Wind Systems, venta y mantenimiento de energía eólica.

Sin embargo, García consideró que no hay conflicto de interés porque esa empresa no está regulada por la CRE y mostró la documentación respectiva en su defensa.

No obstante los funcionarios dicen que Mario Barreiro Castellanos, primo hermano de su cónyuge, es director general de la empresa Santa Fe Gas Natural, filial de una empresa permisionaria de la CRE llamada Fermaca, la que tuvo su último permiso de la CRE el 10 de marzo de 2016, o sea, antes del arribo de García Castellanos al cargo que hoy ocupa.

“La SFP, a razón de la denuncia que puso el presidente por el posible conflicto de interés del funcionario, señala lo siguiente: se hizo una revisión exhaustiva de las declaraciones del funcionario desde el inicio de su encargo y sus modificaciones y se observó que hay también un permiso para transporte de gas natural otorgado a la empresa Fermaca con fecha del 15 de julio de 2017”.

En tanto, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, dijo que hay un proceso de triangulación focalizado en el cuñado del titular de la CRE con traslado de dinero de Estados Unidos a México, pero lo que vemos es una grosera persecución política por parte del Gobierno federal para eliminarlo.

López Obrador va por todo; no quiere que nadie lo contradiga en materia energética… y en todos los rubros del país.

Al parecer, los contratos de particulares con el Estado serán otorgados de forma unipersonal por Andrés Manuel… y estorba el CRE.

“Ya estuvo”, escribió Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, ante los señalamientos de la inutilidad de los órganos autónomos de evaluación de las instituciones de gobierno hechos por López Obrador y alertó sobre el regreso a un “presidencialismo imperial”.

De Hoyos escribió en su cuenta de Twitter un mensaje con el que respaldó la existencia de los órganos autónomos, independientes y profesionales como señal de un “presidencialismo acotado” que permita la división de poderes.

Y sí, la pradera está lista para un incendio de graves proporciones. Veremos, veremos.

Comparte con tus amigos










Submit