Origen de los males de la política

Origen de los males de la política

Comparte con tus amigos










Submit

1.- Empezó la descomposición de sistema de partidos políticos nacidos a partir de 1979, contagiados por el sistema único de partido de Estado como lo fue el PRI hasta el 2000.

Sin olvidar que las elecciones del siglo XIX también funcionaron con dinero y armas. Hubo fraudes desde las elecciones de primer presidente Guadalupe Victoria, Antonio López de Santa Ana, Benito Juarez, Porfirio Díaz y así hasta ahora, se funciona con dinero. Hubo partidos que sí funcionaron solo con las cuotas de sus militantes que buscaban sus ideales como fue el Partido Comunista y el Mexicano de los Trabajadores.

La política se hacía con dinero, mucho dinero, ya no había militantes comprometidos solo con sus ideales. Cobraban hasta por cuidar sus casillas. Una causa es que los medios de comunicación subieron los precios de los spots; no pagas, no salen en los noticieros. O sales poco y con campaña negra.

Aun cuando ahora es obligación de la radio, TV y de los portales, Yahoo, Googles, emitir los spots que les manda el INE, hay convenios no escritos y sí pagados, para que hablen de los candidatos y partidos, bien o mal.

No hay militantes o dirigentes que no cobren para la gasolina para los eventos, depende del número de militantes que lleven; rentar los camiones, la propia propaganda, espectaculares, las porras, camisetas, balones, gallinas, becerros, etc. Ningún partido de ahora se mueve por militancia convencida, aun los seguidores de AMLO a través de MORENA piden. Ya la gente no se mueve por la lucha. Generalizando.

En México la política ha sido construida con las prácticas y formas del partido único de Estado que existió como tal desde 1929. Nula militancia por ideales, todos con conveniencia personales disfrazadas de ideas políticas.

Las “religiones” políticas han funcionado con militantes históricos como fue en los partidos cristeros o comunistas con sus fieles, su fe, su ortodoxia, su intolerancia, hasta que entraron a la “legalidad,” y ahí a las prerrogativas.

Ganar una elección cuesta millones, una elección presidencial, estatal o municial requiere de muchos recursos que solo pueden dar los gobiernos, los empresarios o el crimen organizado.

De ahí todas las sospechas en las elecciones de 2012 a 2018 y antes. De ahí los escándalos en gobiernos estatales de Veracruz, Q Roo, Chihuahua, Edomex y otros como la llamada “estafa maestra” donde las redes y periódicos, algunos (as) comentaristas y noticieros han juzgado y sentenciado a todos los funcionarios, tan sencillo que debe ser el seguir el camino del dinero.

Desde luego cuando hay un fenómeno social como fue la campaña de Cuauhtémoc Cárdenas, en 1988 o la de AMLO en 2006 y la 2018, la gente actúa solo con sus ideas.

“… Desde el punto de vista financiero, el partido descansa esencialmente en las cuotas que pagan sus miembros… Así el partido reúne los fondos necesarios para su obra de educación política y su actividad cotidiana; así puede, igualmente, financiar las elecciones: el punto de vista financiero se une aquí al punto de vista político… toda campaña electoral representa un gasto. La técnica del partido de masas tiene como efecto sustituir al financiamiento capitalista de las elecciones, con un financiamiento democrático… dirigirse a algunos grandes donadores privados, industriales, banqueros, o grandes comerciantes, para cubrir los gastos de la campaña –lo que coloca al candidato (y al elegido) bajo la dependencia de estos últimos-”. Maurice Duverger. Ed. 2002 FCE.

Comparte con tus amigos










Submit