Otra vez el fertilizante

Otra vez el fertilizante

Comparte con tus amigos










Submit

La entrega puntual de fertilizante gratuito nos hubiera ayudado a todos, pues dependemos del maíz en nuestra alimentación. Aunque él hubiera no existe.

La respuesta dada ésta semana al alcalde de Metlatonoc, Zeferino Villanueva Galindo, en las oficinas de la SADER federal fue tajante: Ni un bulto más para Guerrero. Dicho alcalde iba a gestionar fertilizante para 2 mil 800 campesinos de su municipio que no han recibido dicho apoyo. Por lo que prevé que los campesinos se movilizarán pues su demanda es justa.

Lo mismo le ocurrió al diputado federal por el distrito VIII de la costa chica, Rubén Cayetano García. Al solicitar una prórroga para la entrega de tal insumo. La respuesta del titular de la SADER Víctor Manuel Villalobos Arámbula fue negativa.

También el titular del ejecutivo estatal pidió una prórroga. Nada pasó. Porque para la federación en la entidad sólo existen 270 mil productores de maíz. Por lo que quedan satisfechos con un 97% de eficacia en la distribución del fertilizante gratuito.

Era tal la desorganización en la entrega del fertilizante gratuito que, entre representantes del mismo partido en poder federal no se podían poner de acuerdo.

Sin embargo, la realidad es otra: mil productores de las comunidades de Atlixtac, Tepozonalco, El Naranjo, Carrizal e Yyotla del municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), esta semana protestaron afuera de las oficinas de la SADER y las de Bienestar, porque señalaron que dicho insumo está en las bodegas del municipio y ante la negativa advirtieron que lo van a saquear.

Y continúan los problemas por la insensibilidad y falta de una estrategia adecuada, por eso 20 campesinos de: Camarón, Pie de la Cuesta, Santo Domingo, Mexcaltepec, Agua Fría y el Salto del municipio de Atoyac de Álvarez, saquearon esta semana las bodegas de Segalmex en dicho municipio.

Los problemas que se esperan es que haya daños a la cosecha, una probable insuficiencia alimentaria, y sobre todo aumento en los precios, porque los productores necesitan subsistir al igual que los distribuidores de granos.

Garantizar el precio por tonelada no es suficiente. Querer engañar a los campesinos con 30 mil pesos como garantía por hectárea por 4 toneladas de maíz por producción. No sólo los hace depender de la federación ante un problema que se originó, además las aseguradoras tienen sus reglas de operación y si en la investigación determinan que hubo negligencia de los campesinos, adiós cosecha, como ha sucedido en otros años.

Va a ocurrir como el combate al huachicoleo, atender un conflicto derivó en otro problema: el desabasto de gasolina para la distribución de productos y como consecuencia el aumento en el precio del aguacate en 203% que alcanzó 100 pesos por kilogramo y del pollo en 100% mismos que ya no bajaron.

Igual pasó con la insensibilidad en la estrategia del suministro del fertilizante gratuito, en el cual no fueron consideradas a las personas sino los números y los datos y las cosas se les salieron del control en el reparto y les ganaron los tiempos.

Comparte con tus amigos










Submit