Papa decreta tercer domingo de enero como el de la “palabra de Dios”

Papa decreta tercer domingo de enero como el de la “palabra de Dios”

Comparte con tus amigos










Submit

Diáconos, presbíteros y obispos tienen la responsabilidad y de explicar la palabra en las homilías, por ello pidió a los presentes rezar por estas vocaciones sacerdotales


Ciudad de México.- A partir de este año, el Papa Francisco ha decretado el tercer domingo de enero “el domingo de la palabra de Dios”, esta medida busca tomar consciencia de que Jesús se hace presente en la palabra, anunció el cardenal Carlos Aguiar Retes en la homilía dominical celebrada en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

“La persona de Jesús es la representación del Reino de Dios, él es la luz en la presencia del hombre, le da sentido a su vida por eso es tan importante encontrarnos con Jesús ¿Y cómo podemos encontrarnos con él?, a través de la palabra”, manifestó el prelado.

El cardenal agradeció la decisión del Santo Padre de celebrar “El domingo de la palabra de Dios”, además anunció que el día de ayer el Papa concedió el nombramiento a tres nuevos colaboradores como obispos auxiliares de la Arquidiócesis de México.

“Con ello se completan un equipo de cinco obispos auxiliares para animar y acompañar a diáconos y sacerdotes en el país”, rerió Aguiar Retes. Diáconos, presbíteros y obispos tienen la responsabilidad y de explicar la palabra en las homilías, por ello pidió a los presentes rezar por estas vocaciones sacerdotales.

El arzobispo manifestó que está enterado de las dicultades que tienen los sacerdotes para transmitir la fe a las nuevas generaciones y aseguró que sabe que los niños, adolescentes y jóvenes corren mayor riesgo en esa etapa donde surgen las preguntas ¿quién soy?, ¿para qué viene al mundo? y ¿cuál es mi vocación? Considera hay factores importantes que aumentan los riesgos, uno es desintegración de las familias debido a la ausencia de los padres, ya que pasan mucho tiempo trabajando y los menores pasan largos periodos de tiempo solos.

Por otro lado, rerió que el incremento de los divorcios y los vueltos a casar, son otro factor de ruptura familiar y aunque en décadas pasadas esto también ocurría, el impacto era menor pues aún existía el cobijo familiar de tíos y abuelos, asentó el arzobispo. Sin embargo, hoy con las nuevas tecnologías de la comunicación, a través de las redes sociales, los menores de edad exhiben su vida privada y son objeto de acoso y violencia.

El prelado hizo referencia a la tragedia ocurrida en una escuela de Torreón, donde un menor asesinó a su profesora, hirió a sus compañeros y se suicidó.

El cardenal pidió orar con fe para que estas situaciones no se repitan y solicitó acompañar en todo momento a los niños y los jóvenes para encauzarlos por el camino de Dios.

Comparte con tus amigos










Submit