Paulina: 21 años del huracán que golpeó Acapulco

Paulina: 21 años del huracán que golpeó Acapulco

Comparte con tus amigos










Submit

Cientos de familias tuvieron que ser evacuadas de emergencias y muchos lugares emblemáticos pasaron a la historia


ACAPULCO.- La madrugada del 9 de octubre de 1997 un poderoso Huracán llamado Paulina azotó al estado de Guerrero, provocando la muerte a más de 250 personas, dejando más de 50 mil sin hogar y pérdidas materiales por 7 mil 500 millones de pesos.

Paulina alcanzó su máxima intensidad con la categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson con vientos de 215 km/h y rachas de hasta 240 km/h un día antes, el 8 de octubre, impactando cerca de Puerto Escondido en Oaxaca., dejando severas afectaciones antes de llegar a nuestro territorio.

Cientos de familias en Acapulco y las Costas tuvieron que ser evacuadas de emergencias y llevadas a albergues donde pudieran garantizar su seguridad, asimismo, empresas y escuelas suspendieron labores mientras los poderosos vientos del huracán dejaban escombro y zozobra a su paso.

Imagen: Internet

Las intensas lluvias de Paulina generaron severos daños:

  1. Incremento en el nivel de los ríos: Papagayo, La Sabana y El Camarón
  2. Derrumbes en las cadenas montañosas de la bahía de Acapulco
  3. Escurrimientos súbitos que siguieron los cauces naturales
  4. Flujos de lodo que arrastraron todo tipo de material (rocas, arena, árboles, escombros y basura)
  5. Cortes carreteros
  6. Puentes destruidos
  7. Poblaciones incomunicadas
  8. Daños totales en 5 000 viviendas

Muchas personas lo describen como una de las “peores catástrofes” que ha tocado a Guerrero. Edificios, casas, carreteras y playas quedaron destruidas y muchos autos inservibles.

Imagen: Internet

Un lugar recordado por los acapulqueños que desapareció después del paso de “Paulina” fue el paso a desnivel Papagayo, que estaba ubicado en la avenida costera Miguel Alemán, donde ahora está situada el Asta Bandera.

Antes y después del Paso Desnivel | Imagen: Internet

Después de este fenómeno natural Acapulco no volvió a ser el mismo, y en la memoria de todos los que vivieron la catástrofe y los estragos, siempre estará vivo el recuerdo.

Comparte con tus amigos










Submit