Peligros en la exposición a campos de radiofrecuencias (3)

Peligros en la exposición a campos de radiofrecuencias (3)

Comparte con tus amigos










Submit

PERO NO SOLO EL REINO VEGETAL ESTÁ SOMETIDO A LA INFLUENCIA DEL ENORME DESPLIEGUE TECNOLÓGICO INALÁMBRICO DE nuestra “sociedad moderna”. Los campos electromagnéticos artificiales también afectan a los cetáceos que utilizan campos electromagnéticos terrestres para su orientación. Son las radiofrecuencias de radares submarinos y otros buques los que pueden interferir con los sistemas de orientación de estos animales que, finalmente, pueden quedar varados en playas porque no saben dónde se encuentran.

LAS INEXPLICABLES MORTANDADES MASIVAS DE DETERMINADAS ESPECIES DE AVES, COMO EL GORRIÓN, APUNTAN A QUE LA contaminación electromagnética puede ser la responsable, ya sea por sí sola o en combinación con otros factores, de la disminución observada de las especies en las ciudades europeas durante los últimos años. La misteriosa desaparición de las abejas en todo el mundo no ha escapado al interés de la comunidad científica. En diversos estudios se apunta como causante al impacto de las radiaciones electromagnéticas, como el mencionado caso de Ferdinand Ruzicka, investigador de la Universidad de Doz (Austria) y apicultor aficionado, que explica cómo los problemas de sus abejas comenzaron —insisto— tras la instalación de varias antenas de telefonía en las cercanías de sus colmenas.

RUZICKA OBSERVÓ SÍNTOMAS DE ESTRÉS Y EL COLAPSO DE LAS COLONIAS DE ABEJAS CUANDO LAS ANTENAS EMPEZARON A EMITIR. Otros apicultores observaron lo mismo. Al principio se produjo un gran desorden y un elevado instinto de enjambre. Por otra parte, varios autores han demostrado la agitación e inquietud y el comportamiento agresivo que muestran las abejas a las radiaciones electromagnéticas de las líneas de alta tensión. En las grandes ciudades vivimos tan apartados de la naturaleza, rodeados de edificios y coches, desconectados del medio natural en nuestro día a día, que hemos olvidado que nuestra existencia depende de la relación que mantengamos con él.

COMO DICEN LOS POLÍTICOS, QUISIERA ‘CONCIENTIZAR’ A MIS LECTORES; LA INTENCIÓN DE ESOS COMENTARIOS, TIENEN ESE PROPÓSITO. Fijémonos que muchas personas por la calle, llevan pegado al oído el aparato; sí por supuesto, me responderán que no han visto ni sentido consecuencia alguna. Pero insisto, que, según algunos especialistas, —no sé si haya algún radiólogo que me apoye— que las radiaciones de las altas frecuencias las están enviando directamente al cerebro y hay individuos espectro-hipersensibles (EHS) que pueden ser afectados no sé qué tan gravemente.

ESTAMOS RODEADOS POR SEÑALES DE RADIOFRECUENCIAS, QUE SE MEDE EN VOLTIOS-METROS (VM) CON UN APARATO QUE DENTRO de poco tiempo será de uso popular. El medidor VM detecta que son muchos los dispositivos que usamos en casa, que provocan gran cantidad de radiaciones, tanto que en muchos países de Europa se han organizado grupos de personas que exigen a los gobiernos que no autoricen la instalación de torres de antenas para celulares. Los techos en donde se instalan esas antenas afectan directamente a las personas de la casa. Olvidaba decir que las radiofrecuencias, atraviesan absolutamente todo. Al igual que las líneas de fuerza magnética. Depende de la intensidad. Los radiólogos en los laboratorios se medio protegen, con placas especiales, que no son absolutamente infalibles.

CUÁNTAS PERSONAS CON SUS CELULARES (ESTÉN O NO EN LLAMADA), AL RECIBIR Y AL HABLAR, ESTÁN CAPTANDO O EMITIENDO SEÑALES. SE pensaba que los audífonos podían ser una solución, pero un aparato en la mano en o las bolsas, emite al recibir y al transmitir. Imaginemos que en un grupo de unas cien personas, en un local; tanga cada quien un aparato. La cantidad de señales sería enorme. La sugerencia sería, evitar el uso de celulares en todo lo posible, pedir a los gobiernos la no instalación de antenas en los domicilios y no instalar aparatos inalámbricos en casa. Me atrevo a pensar que muy pocas personas pensaran en las consecuencias. El uso de radioreceptores, que se identifican como de ‘micro ondas’ está en la mayoría de las casas y son de uso común. Entonces, qué hacer, podrían preguntar. Internet por línea, preferentemente; no inalámbrico, tratar de hacer comunicación también con el teléfono alámbrico, etcétera. FIN.

Comparte con tus amigos










Submit