¡…PERO QUÈ NECESIDAD!

¡…PERO QUÈ NECESIDAD!

Comparte con tus amigos










Submit

A VER, A VER…Resulta que el “tercer” Informe de Gobierno, considerado como una larga “mañanera”, pero sin preguntas ni réplicas, abonó a un mayor encono social e incertidumbre en el rumbo del país.

Andrés Manuel López Obrador, sin la Banda Presidencial y sin entonar el himno nacional como lo marca el protocolo, justificó su quehacer político al frente del gobierno de la T4, donde sobresalen los negativos en los rubros más importantes como la economía, salud, ciencia, seguridad pública, derechos humanos, equilibrio de poderes, órganos autónomos, según comentó el coordinador de la bancada del blanquiazul en la Cámara Baja, Juan Carlos Romero Hicks.

Su “Tercer Informe al pueblo”, viene uno más el 1 de diciembre y otros en los cinco años de gobierno para sumar 24 o más, según haya necesidad de distraer a sus fans, extrañó hasta a los de casa pues no cumplió con los requisitos de Ley, según destacó el diputado de izquierda Gerardo Fernández Noroña.

“El compañero presidente @lopezobrador, falta el respeto al Congreso Mexicano, pues su informe será entregado por escrito hoy a las cinco de la tarde y ya realiza una reunión en Palacio Nacional a la que denomina Informe, en una evidente violación al artículo 69 constitucional”, dijo..

En efecto, el Primer Mandatario advirtió días antes que su Informe sería diferente a los anteriores. Pero no dijo que dejaría de cumplir los protocolos constitucionales.

Y peor aún, cuando sin ninguna necesidad golpeó en las partes blandas a los supuestos “adversarios”, al decir que son “conservadores, fuera de quicio, aturdidos, desconcertados…Y celebró que “no hayan logrado organizarse como grupo, ni facción”…¡Pero qué necesidad!, Dirìa el clásico.

Este golpeteo constante es lo que ha provocado que medio mundo se haya puesto los guantes, incluyendo los medios de comunicación. En tanto que los grandes capitales ya abandonar a nuestro país. ¡Sálvese quien pueda! Es el grito.

La Senadora priista Vanessa Rubio, en un análisis muy profesional publicado este 3 de septiembre en algunos medios de comunicación, dice:

“En lo que va de la actual administración se han perdido 72 mil 547 empleos; el desempleo pasó de 3.2% a 3.6%; la inversión fija bruta ha tenido su peor caída en 4 años, representando -6.9%; la construcción ocupa su nivel más bajo de la historia -8.3%; México ha caído 8 lugares en el ranking para atraer IED pasamos del 17 al 25; cayeron la producción de petróleo en 10.3%, las ventas de Pemex en 14%, y los ingresos petroleros en -13.6%.

Indicó también que lo anterior son datos duros, números fríos y cifras comprobables de cómo va nuestra economía. Y una afirmación sin lugar a controversias es que “sin crecimiento económico no hay avance; sin crecimiento económico no hay más empleos, ni empleos buenos; y no hay prosperidad ni desarrollo”.

Sostuvo la legisladora y experta en materia económica que los problemas vinieron de dentro del país y se resumen en dos malas decisiones que por fortuna parece que tienen algún tipo de cabida a la corrección por parte de algunos sectores del actual gobierno: la cancelación del aeropuerto de la Ciudad de México que además de cuantiosas pérdidas económicas por los pagos a bonistas, a tenedores del Fideicomiso de Bienes Raíces (FIBRA), y a proveedores de bienes y servicios pasados, presentes y ya comprometidos, implicó otras dos grandes pérdidas: la de la posibilidad de un desarrollo futuro con más comercio, inversión, turismo y cadenas de valor; y la pérdida de la confianza de invertir en México, lo que provocó la cancelación de proyectos generadores de empleo por parte de empresarios y fondos de inversión tanto nacionales como extranjeros.

Además destacó que el segundo error es en el sector energético, donde se prefirió la inversión pública sobre la privada, sobre todo en el caso de Pemex. La inversión pública es insuficiente y es por sí sola ineficiente, además de que compromete la posición fiscal del gobierno federal y la inversión pública en programas sociales e infraestructura.

Vanessa Rubio, quien fue brazo derecho de José Antonio Meade, en Hacienda, sentenció: No hay buenas noticias en materia económica para 2019. Que la humildad, la altura de miras y el conocimiento priven en la necesaria corrección del rumbo en la materia, de la cual pende el bienestar de los mexicanos.

Y sí, la 4T se está convirtiendo con rapidez en una cuarta descomposición, asegura el Jefe Diego Fernández Cevallos.

Nos queda claro que cada gobierno sexenal trae su estilo diferente de gobernar. Pero cuando insiste en dar “palos de ciego” y al mismo tiempo ataca a quienes no bajan la vista al ombligo, resulta muy preocupante para el futuro democrático del país… Veremos, veremos (unomasmega@gmail.com)

Comparte con tus amigos










Submit