Perversos del poder

Perversos del poder

Comparte con tus amigos










Submit

Divide y vencerás” o “divide y domina”, era la frase completa que el emperador Romano Julio César, empleaba perversamente para dividir a los romanos y que fue retomada por otros perversos gobernantes, cuyo objetivo fundamental es el de dividir a sus pueblos para perpetuarse en el poder.

No hay mexicano bien nacido, pero sobre todo los estudiosos de la sociología política que duden que el error número uno y fundamental de Andrés Manuel López Obrador es el dividir perversamente a los mexicanos para perpetuarse o perpetuar electoralmente a su partido en el poder público de México.

¿Cuál ha sido la perversa estrategia de AMLO para fragmentar a la sociedad mexicana? En primer lugar, la mentira, la simulación, la necedad y el maquiavelismo para golpear, utilizando todo el poder del Estado contra algunos sectores de la población que lo critican y que no están de acuerdo en su chindinguas manera de gobernar dividiéndonos. Desde el soliloquio mañanero de Palacio, AMLO se ha convertido en el moderno Torquemada, en el gran inquisidor de todo mundo que no piensa igual que él.

Inmisericordemente ha puesto en la picota a los “conservadores”, a la “prensa fifí”, al ejército mexicano, a los empresarios y en general a todos los medios de comunicación y periodistas que no le echan loas, guayabasos o vivas, lo cual representa una demencial estrategia que en nada ayuda a la sana convivencia nacional y apuesta, en cambio, al odio y el encono no sólo entre los distintos grupos sociales que conforman a la patria mexicana, sino que dividen a las propias familias.

Mi llamado respetuoso a no permitir que ningún politicastro nos divida porque cuando nos han dividido, nos ha ido como en feria y sólo recordare que en aquella enconada lucha entre “conservadores” y “liberales”, México fue descuartizado por los Estados Unidos apoderándose de 2 millones 547 mil 242 kilómetros cuadrados de nuestro territorio.

El perverso “divide y vencerás”, lo usa López Obrador en cada habladuría porque hay que decirlo, su retórica es de un auténtico choro mareador, muy acorde con el espíritu del Foro de Sao Paulo, cuyos ejes fundamentales son: Enterrar al modelo económico neoliberal, dividir a los empresarios, nacionalizar empresas extranjeras en México, dividir a la población mediante discursos que inciten al odio y permitan que los más pobres odien a los ricos. ¿Se le antoja sana esa maldita tesis del Foro de Sao Paulo que aplica López Obrador en México y que nos conducirá al comunismo ruso? Por lo pronto, ya nos receto la ley de extinción de dominio, mediante la cual el Estado mexicano se apoderará de los bienes de cualquier compatriota que llegue a tener algún problema con la justicia, sobre todo en materia de delincuencia.

El señor López Obrador tuvo casi ¡20 años! para dividir a los mexicanos en campañas electorales en la cuales utilizaba una lengua de fuego para provocar quemazones e incitaba a la población a “mandar al diablo a las instituciones y a “vivir fuera de la ley”. Todos creíamos que esa retórica sería solamente en tiempos electorales, pero la realidad es que él sigue en campaña y necio en mentir a los mexicanos cuando afirma, por ejemplo, “qué ya se detuvo la escalada de violencia” cuando hasta los niños saben, porque lo ven y lo escuchan todos los días que, México va de masacre en masacre y ven que en México no hay gobierno o que, si lo hay, nomás no puede contra los criminales que tienen como rehén al país y que han provocado ya, un conflicto internacional con Estados Unidos que amenaza con la intervenir en de fuerzas gringas en la nación azteca tras la matanza de los LeBarón y las rudas andanadas de la prensa gringa y la clase política que materialmente se burla de Andrés Manuel López Obrador, como sucede con el senador republicano Tom Cotton, quien desechó el “cuento de hadas” de “abrazos y no balazos” y llamó a combatir las balas con más balas.

Comparte con tus amigos










Submit