Piden cancelar a Pepe Le Pew por “normalizar” el abuso sexual

Piden cancelar a Pepe Le Pew por “normalizar” el abuso sexual

Comparte con tus amigos










Submit

El zorrillo francés acosaba repetidamente a una gata que confundía con una hembra de su misma especie


El acoso y el abuso sexual, sobre todo por parte de personas con puestos de poder, es uno de los muchos males en la sociedad que por alguna razón medio mundo conoce pero prefiere hacer como si no existiera. En 2017, eso cambió, luego de que se dieran a conocer los abusos cometidos por el productor Harvey Weinstein, por décadas, contra actrices y aspirantes a actrices, comenzó a prestarse atención al problema y muchos famosos fueron condenados por haber sido señalados como depredadores sexuales.

A lo largo de la historia, la cultura ha fomentado actitudes que hoy son consideradas nefastas, y la televisión jugó un papel muy importante aunque muchos se nieguen a creerlo. Pepe Le Pew, el adorable zorrillo francés de Warner Bros. que estaba eternamente enamorado de la gata Penélope Pussycat, es un ejemplo de cómo los medios normalizaban la “cultura de la violación”. Un escritor del New York Times, llamó la atención al respecto en su Twitter.

Esta no es la primera vez que se critica a Pepe Le Pew por ser un acosador, pero Charles M. Blow sí es responsable de volver a hablar del tema. Muchos fans de las caricaturas que crecieron viendo a los Looney Tunes tal vez estén en desacuerdo con las palabras de Blow, pero si se juzgan desapasionadamente, verán que no hay mentira en ellas:

“Los blogs de RW están enojados porque dije que Pepe Le Pew se sumaba a la cultura de la violación. Veamos. 1. Agarra / besa a una chica / extraña, repetidamente, sin consentimiento y en contra de su voluntad. 2. Ella lucha poderosamente para alejarse de él, pero él no la liberará. 3. Cierra una puerta para evitar que ella se escape. Esto ayudó a enseñar a los niños que “no” no significaba realmente no, que era parte del “juego”, la línea de partida de una lucha por el poder. Enseñó que superar las extenuantes, incluso las objeciones físicas de una mujer, era normal, adorable, divertido. Ni siquiera le dieron a la mujer la capacidad de HABLAR”.

Como sucede con numerosas caricaturas del pasado, Pepe Le Pew puede resultar ofensivo ahora que nuestros valores están cambiando. En la nueva versión de los Looney Tunes Elmer ya no usa escopeta, y Disney ha puesto advertencias a sus películas viejas para advertir que pueden contener estereotipos racistas con los que ya no está de acuerdo la compañía.

Pepe Le Pew apareció por primera vez en 1945, como parte de los Looney Tunes y de Merrie Melodies (conocida en español como Fantasías animadas de ayer y hoy), se trata de un zorrillo con acento francés que sufre el rechazo de los demás debido a su mal olor. En cada capítulo se enamora de una gata negra que queda pintada con una raya blanca sobre su pelaje, por lo que la confunde con una zorrilla.

La crítica a Pepe Le Pew no debe interpretarse como la crítica a un dibujo animado, sino a la cultura que le dio vida, la cual normalizó por mucho tiempo el acoso sexual. Sin embargo, el zorrillo animado es tan solo la punta del iceberg, cuando se trata de normalizar la cultura de la violación las comedias románticas tienen una cantidad enorme de ejemplos, incluso las historias que han hecho suspirar a los enamorados en este siglo están llenas de cultura de la violación.

Los movimientos feministas han hecho grandes aportes para combatir los problemas de género, pero una gran cantidad de personas no toma conciencia y creen que lo “políticamente correcto” está arruinando a la cultura pop. Afortunadamente los estudios de cine se han visto presionados para no dar más oportunidades a los que sean acusados de abuso sexual o acoso. (Agencias)

Comparte con tus amigos










Submit