Poder político vs. Judicial

Poder político vs. Judicial

Comparte con tus amigos










Submit

El pleito se veía venir. Y como diría Marx, la cuestión base es la economía, o sea, el salario. El presidente ha basado su programa de gobierno en dos principios: austeridad y honestidad. En el primero, él ha cumplido a ojos de todo el país, aunque no se sabe si hay una segunda nómina, la que le llaman secreta, donde los funcionarios cobran el doble o triple y evaden desde impuestos hasta llegar a engañar a la gente, como hacer creer a una nación que un salario es mísero.

En verdad, lo que gana el presidente en turno, en este tema lo es Andrés Manuel López Obrador, no representa la responsabilidad que lleva a cuestas. La toma de decisiones es trascendental porque afecta a millones de personas. Se le paga su salario por esas medidas.

Un magistrado o juez cobra buenos o excelentes salarios precisamente porque su decisión afecta a grandes sectores de la sociedad. Se le paga por sus estudios y por sus razonamientos. Habría que escuchar o leer sus exposiciones cuando realizan alguna determinación jurídica.

Si se compara la exposición o los argumentos de un poder y otro, el Poder Judicial no solamente es una decisión, sino que incluso retoma aspectos filosóficos. Las exposiciones del poder político, en muchas ocasiones, ni siquiera ofrecen datos técnicos, simplemente se anuncia la toma de decisiones y eso es suficiente.

Los magistrados y jueces están recurriendo a lo que se encuentra en las leyes, mientras que el poder político a su posición dentro de la esfera del poder. Es decir, la Constitución es la base de las leyes y a eso se remiten los jurisconsultos. Por su parte, el poder político se vistió de sencillez para ganar simpatías. En caso de que en el tema de los salarios fallen las leyes a favor del Poder Judicial, será interesante observar si el poder político recurre a instancias internacionales. Estamos atentos.

Comparte con tus amigos










Submit