Poderosa economía digital

Poderosa economía digital

Comparte con tus amigos










Submit

En el último quinquenio, la Comisión Europea ha insistido reiteradamente en la necesidad de reformular los convenios de fiscalidad en el mundo, algunos datan desde 1920, para regular las relaciones económicas derivadas de actividades internacionales y que, obsoletos, han perdido vigencia superados por la creciente realidad de la economía digital.

El órgano de gobierno de la Unión Europea (UE) denuncia las enormes disparidades entre los impuestos que paga una compañía con un modelo de negocio convencional o tradicional en Europa —una tasa media del 23.5 %— respecto a una tecnológica con un modelo de negocio digital —un tipo promedio del 9.5 %—, lo que para la UE debe reformularse lo más rápidamente posible.

La expansión de la sociedad de la información, primero basada en la utilización de las redes sociales y después detonando el comercio online dando surgimiento a la tendencia del marketing y la publicidad en línea, ha significado un parteaguas no solo en la forma tradicional de hacer economía, sino generando nuevos modelos de negocios: la presencia física está dejando de tener relevancia Las implicaciones son claras: el mercado está penalizando a las empresas que no tienen un sitio web que facilite al consumidor hacer una reserva, pagar por un servicio o adquirir una mercancía.

Las grandes compañías tecnológicas son las que precisamente están aprovechando el enorme tirón de la economía digital; la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala que llegarán a generar el 15.5 % del PIB mundial antes de 2022.

A la fecha ya hay multinacionales con un tamaño económico equiparable o superior al de la generación de la riqueza anual de diversas naciones del mundo.

De acuerdo con información de Forbes, cinco son las multinacionales más grandes del orbe por valor de capitalización bursátil: Microsoft, con 769 mil 325.76 millones de dólares; Apple, con 733 mil 568.64 millones de dólares; Amazon, con 719 mil 727.68 millones de dólares; Alphabet, con 708,780.8 millones de dólares, y Berkshire, con 492 mil 548 millones de dólares.

Sumando el valor de capitalización de estos cinco gigantes, además, todos estadounidenses (cuatro dedicados a la tecnología, menos Berkshire, que es un gestor de inversiones), aglomeran la exorbitante cantidad de tres billones, 423 mil, 950.88 millones de dólares.

Que, según datos recabados del Fact Book de la CIA 2019, equivaldrían a toda la riqueza anual generada por el PIB de 23 países del mundo, entre los que se encuentran Groenlandia, Belice, Andorra, República Centroafricana e Islas Caimán, entre otros más.

Se presume que tan solo es el principio del poderío de la economía digital; en su caso, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) advierte que seguirá evolucionando “a una velocidad vertiginosa”.

En el Informe sobre la Economía Digital elaborado por el organismo adscrito a la ONU se recopila que el tráfico mundial a través del Protocolo de Internet (IP), usado para el flujo de datos, “pasó de unos 100 gigabytes (GB) al día en 1992 a más de 45 mil GB por segundo en 2017”.

“Y eso que el mundo solo se encuentra en los principios de la economía basada en datos; se prevé que, para 2022, el tráfico IP mundial alcance los 150 mil 700 GB por segundo alimentado por un número cada vez mayor de personas que se conectan por primera vez y por la expansión del internet de las cosas”, resalta el documento.

A COLACIÓN

Al respecto del número de personas con acceso al universo digital, Internet World Stats afirma que tres mil 900 millones de personas en el mundo siguen sin acceso a Internet; sin embargo, de cara al 2030 se anticipa una expansión de entre un 18 a un 25 % en los grupos de población hasta el momento excluidos y que para 2050 la brecha digital reducirá a la mitad.

En su panorama general, el Informe sobre la Economía Digital de la UNCTAD analiza que en la última década por todo el mundo han emergido “una plétora de plataformas digitales” que usan modelos de negocios basados en los datos y que “han alterado a su paso las industrias tradicionales”.

“El poder de las plataformas se refleja en el hecho de que siete de las ocho empresas más importantes del mundo por capitalización bursátil utilizan modelos de negocio basados en plataformas”, destaca el organismo.

Comparte con tus amigos










Submit