Política como negocio

Política como negocio

Comparte con tus amigos










Submit

Max Weber encajona a la política con la siguiente frase: “Ofrece placer; uno de ellos, mandar”. Otro, tener riqueza económica proporcionada por los gobernados. El dinero es tentador y cambia a las personas. Veamos algunos ejemplos. A Benito Juárez lo buscaron cuando él viajaba por Suramérica, pues era un hábil conciliador. En carta aceptó el regreso y pidió dos millones de pesos. Llegó a los dos meses. Le preguntaron el porqué de la tardanza. Contestó que el dinero lo utilizó para conocer otros países.

Obregón creó el Banco del Obrero. Fue el primero en solicitar un millón de pesos. Nunca los pagó.

Cárdenas demostró austeridad en su vida privada. Sin embargo, negoció que a su hijo se le diera el uno por ciento de la producción o de la explotación petrolera. Este tema salió a la luz pública cuando Cuauhtémoc fue candidato a la Presidencia de la República. No he encontrado respaldo de dicha información. Como tampoco aclaración o rectificación alguna. Así que quede como anecdotario.

Miguel Alemán se hizo accionista de algunos inversionistas extranjeros, principalmente de consorcios turisteros en Acapulco. Carlos Salinas de Gortari vendió empresas estatales y se hizo accionista de muchas de ellas. La mejor empresa fue Telmex para Carlos Slim, quien hoy es uno de los hombres más ricos del mundo. Slim es prestanombres de Salinas. Los hijos de Martha Sahagún, esposa de Vicente Fox, compraron terrenos en Celaya, más bien despojaron a los campesinos de este lugar. Y compraron un rancho en Lagos de Moreno, se infiere con recursos del gobierno.

Felipe Calderón realizó negocios con la realeza española. Contratos, por ejemplo, en la industria aeólica. Enrique Peña Nieto con un supuesto regalo de la Casa Blanca para beneficiar a contratistas. Andrés Manuel López Obrador con una empresa cervecera en Tabasco a nombre de sus hijos. Y, de manera paralela, con el cierre de otra industria con el mismo giro en Baja California. Ya para terminar, en los municipios de Guerrero, la gente cuenta, porque lo ve, sus presidentes municipales remodelan sus casas de forma escandalosa. El negocio se encuentra en el diezmo.

Comparte con tus amigos










Submit