Política o economía

Política o economía

Comparte con tus amigos










Submit

En la democracia gana quien obtiene el mayor número de votos. Y conserva el poder cuando los gobernados observan buenos resultados en su economía familiar.

Como gobierno se cuidan ambos aspectos.

Con los de la economía y en la toma de decisiones, los políticos profesionales recomiendan no pelearse con nadie.

Los grupos económicos tienen un poder que rebasa un territorio nacional. Ahora son imperio y ya no se trata de un ejecutivo, sino de socios y con mucho dinero. Tanto que pueden derrocar gobiernos. Y si no les es suficiente retiran sus recursos y la economía de ese país se ve perjudicada.

Para los dueños del dinero poco les interesa si un gobierno gana con gran cantidad de votos. Lo que les importa es realizar negocios.

Matizo. Se supone que si un gobernante triunfa con millones de votos, es un gobierno con respaldo social y que debería ayudar a sus gobernados con estrategias económicas.

Parece que en México se antepuso la fuerza política y una ideología a realizar contratos con “esos grupos del dinero”, “los de siempre”. Y “esos de siempre” están haciendo estragos en la economía nacional.

Carlos Urzúa, interpreto, dijo “no hay dinero”, lo escribió en su carta de renuncia de esta manera: políticas públicas sin sustento. De otra forma nos indica que la recaudación y la venta de “todo” no es suficiente para regalar dinero. Necesariamente tienen que llegar recursos y estos los proporcionan “aquellos grupos”, los inversionistas, quienes ofrecen empleo.

Efectivamente, mal pagado, pero dan trabajo; pero el gobierno tampoco está creando puestos laborales, al contrario, va conformando miles de desempleados.

Por supuesto continúa la esperanza y esta, en la cultura mexicana, muere al último. Así que allí seguirán apoyando el lance.

Comparte con tus amigos










Submit