Por virus, locales del AICM sufren para pagar renta

Por virus, locales del AICM sufren para pagar renta

Comparte con tus amigos










Submit

La baja afluencia de viajeros por la pandemia afectó ingresos de negocios; dueños acusan falta de apoyos, pero no se pueden dar más beneficios, responde autoridad


Ante la caída sin precedentes en el tráfico de pasajeros que ocasionó la pandemia del Covid-19, los locales comerciales del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) enfrentan problemas para pagar la renta.

De acuerdo con algunos locatarios, la Dirección Comercial y de Servicios del AICM ha dado poco apoyo para que los inquilinos continúen operaciones.

Durante la Jornada Nacional de Sana Distancia que se aplicó en abril, mayo y junio, sólo los locales de giros esenciales, como la venta de alimentos, estuvieron abiertos y sólo para llevar.

Pero giros como ropa, joyería, accesorios, maletas y trajes de baño sí cerraron por órdenes del Consejo de Salubridad General, lo que afectó sus ingresos.

El AICM dijo que permitió a locatarios diferir el pago de renta de mayo, junio, julio y agosto a 12 meses más intereses. Y les redujo 25% la de septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Santiago Argüero, vocero del AICM, dijo que no se puede dar un descuento mayor en renta porque la terminal es un organismo “autosuficiente y cuenta con presupuesto del Estado”.

locales_del_aeropuerto_118131241.jpg

Empleados de locales de la terminal aérea han sido testigos del cierre de los diversos negocios.

Por lo tanto, no tiene permitido reducir rentas o intereses.

Pero pese a las facilidades otorgadas, algunos locales no tuvieron de otra más que cerrar.

En la Terminal 2 dejó de operar la taquería El Fogoncito, la sucursal de CitiBanamex se tras- ladó a Bulevar Puerto Aéreo y algunos locales de comida rápida quedaron vacíos.

En la Terminal 1, Nestlé desocupó cuatro locales.

Una empleada de un local comentó que apenas hace dos días Steren, la tienda de electrónica, sacó sus cosas y se fue.

Negocios que no son de grandes cadenas como Panmex, panadería y pastelería, está traspasando su local. Joyerías como Tanya Moss o Daniel Espinosa cerraron tiendas en la Terminal 1.

Totto, Alebrije, Corazón Canela, Fullsand, Divers, Asador Bari y La Casa del Piloto también se fueron. Incluso Burguer King dejó la Terminal 1.

De acuerdo con un trabajador que pidió el anonimato, al no haber una asociación de locatarios del AICM, las negociaciones con la Dirección Comercial son complicadas, pues ignoran lo que cada inquilino está negociando.

En el AICM hay más de 700 locales comerciales y las rentas van de los 30 mil pesos al mes para los más pequeños, hasta 100 o 300 mil pesos, dependiendo del tamaño del comercio.

Algunos locatarios aseguran que la falta de apoyo y cobro íntegro de las rentas por parte del AICM cae en el incumplimiento del Código Civil Federal, el cual establece lo siguiente:

Artículo 2431: Si por caso fortuito o fuerza mayor se impide totalmente al arrendatario el uso de la cosa arrendada, no se causará renta mientras dure el impedimento y si éste dura más de dos meses podrá pedir la rescisión del contrato.

Y el artículo 2432 establece que si sólo se impide en parte el uso de la cosa, podrá el arrendatario pedir la reducción parcial de la renta, a no ser que las partes opten por la rescisión.

Otras terminales como los de Grupo Aeroportuario del Pacífico otorgaron descuentos a aerolíneas y clientes comerciales, establecieron rentas mínimas y diferimientos de pagos.

Los comerciantes en la Terminal 1 comentan que si bien el tráfico de pasajeros se recupera gradualmente, no se compara con los niveles de 2019.

En abril, el tráfico de pasajeros del AICM se desplomó 93%; en mayo, 94%; en junio, 86%; en julio, 77%; en agosto, 69%, y en septiembre 61.5%.

 

Comparte con tus amigos










Submit