Porrismo político

Porrismo político

Comparte con tus amigos










Submit

¡Cuánto daño le está haciendo a México, el porrismo político! La falta de oficio político, de inteligencia emocional y de prudencia podrían llevar a la nación azteca a una confrontación que no queremos ni deseamos los mexicanos, bien nacidos.

Por un lado, Andrés Manuel López Obrador se ha dedicado en cuerpo y alma a dividir al país en un México de buenos y malos; de fifís conservadores y chairos. Quien no está con él, está en contra de él y esa mala lectura hace que los mexicanos seamos víctimas de una mala leche política y ahora, el conservadurismo fifí –que no es ninguna oposición moralmente derrotada, como lo afirma AMLO- comienza a amarrar los espolones a sus gallos del pasado, como es el caso de Vicente Fox, quien reciclado por el PAN daría muestras, este fin de semana de ser un auténtico porro político pues de su basto repertorio de ocurrencia rancheras volvieron a salir las tepocatas prietas y las alimañas pintas, incrustadas en este momento en el partico Morena, propiedad de López Obrador.

Mire usted, lo que es darle alas a los alacranes. En esa reunión panista Vicente Fox repartió leña a mas no poder. Dijo: Llegó el momento de “darle en la madre” a la Cuarta Trasformación porque este gobierno está muy “engreído, como se dice en el rancho, está muy soberbio este falso profeta, que piensa que tiene razón en todo”, “y el país requiere de la sabiduría del Blanquiazul”. ¿Qué le parece a usted la sabiduría foxiana? ¿Ayudara en algo al país semejante porrismo político? …

¿Es posible que una nación salga avante de tan feroz división que pareciéramos estar allá por 1847 y 1848, durante la Guerra entre México y Estados Unidos que condujo a la descuartización del país, a manos de Estados Unidos que entonces se apodero de 2 millones 547 242 km² de nuestro territorio? Sí, entonces, nuestro mapa tenía la forma de cuerno de la abundancia, los gringos se apoderaron del 62 por ciento de la abundancia, y nos dejaron el puro cuerno.

Sin duda, que el porrismo político, iniciado por López Obrador como si siguiese en campaña electoral, bueno el sigue en campaña, ha dividido peligrosamente a México y mis tres lectores y radioescuchas me preguntan: ¿De quién querrá López Obrador, Vicente Fox y el rancio conservadurismo fifí que México se convierta en un protectorado o en una colonia extranjera? ¡Qué peligroso momento por el que atraviesa la patria mexicana! También recordare que allá por 1858, el divisionismo entre los mexicanos, la eterna lucha entre conservadores y liberales desató la Guerra de los Tres Años, patrocinada por la iglesia católica y México llegó a tener hasta 3 presidentes de la república: Benito Juárez, Ignacio Comonfort de los Ríos y Miguel Miramón y Tarelo, que ha sido el más joven de los presidentes con sólo 28 años de edad. Esa historia se repitió en el 2006 y es harto conocida.

Esa guerra intestina nos dejó una gran enseñanza de que México puede funcionar con presidentes, sin presidentes y a pesar de los presidentes. Mi modesta opinión es que no tomemos partido, por ningún partido. Dejemos que se den en la torre esos porros políticos que lucran con el poder. No permitamos que nos dividan. La política tenemos que verla como ciencia no como una desmesurada pasión con la que se ve al futbol. Por el contrario, exijamos a esos pendencieros políticos que se comporten a la altura de las circunstancias que vive el país y que no nos echen en medio al honesto y sabio pueblo mexicano que sí trabaja.

Me pregunto: ¿Ahora el PAN reciclara a otro porro llamado Felipe Calderón, quien por cierto se ha escuchado muy ortodoxo en sus declaraciones? ¿Será porque quiere que le den el registro de su nuevo partido político o porque en el PAN ni lo ven, ni lo escuchan por la abismal división que provoco cuando se agandallo la candidatura presidencial? ¿A dónde conducirá a México el desenfrenado porrismo político que estamos viviendo?

Comparte con tus amigos










Submit