Presidencialismo

Presidencialismo

Comparte con tus amigos










Submit

Plutarco Elías Calles se propuso una presidencia donde residiera el poder. En aquellos años, si no todos, sí muchos grupos querían la presidencia. Era un desorden político y administrativo. La solución fue el asesinato de los contrarios y adversarios. Muchos poderes residían en el Poder Ejecutivo federal y estaban estipulados en la Constitución. Se decía, eufemísticamente, que “todo lo sabía el presidente”. No era cierto, pero la frase atemorizaba.

La concentración de tanto poder llevó a la frivolidad y se relajó la responsabilidad. Los grupos de poder entendieron esos mensajes y comenzaron a restarle mando. Poco a poco perdió ante, por ejemplo, instituciones autónomas, los contrapesos políticos. No fue sencillo ni fácil y en esto tuvieron mucho que ver los grupos de poder y, desde mi perspectiva, en menor medida la sociedad civil.

Gracias a la madurez de la democracia, gana un nuevo gobierno quien añora aquel presidencialismo. Cree tener la verdad de todo. Desdeña a la comunidad científica y a los historiadores, por ejemplo. Bajo el manto de 30 millones de electores ejerce su poder y se enfrenta a diversos grupos económicos. Los nacionales y hasta extranjeros.

Hasta este momento no llega a acuerdos visibles con esas asociaciones. Estos ven al actual gobierno con demasiada incertidumbre, inestable. Como cualquier inversionista piden claridad y seguridad en su dinero. Y es que luego cambia de opinión. Ese es un miedo de los “ricos”. Se refuerza el temor cuando él decide de acuerdo “a que tiene otros datos”. Es decir, el presidencialismo en toda su extensión de poder. Y, lo descabellado, toma decisiones con el apoyo de la ausencia de información de la gente.

Ahora no mata ni asesina, simplemente engaña. Y para agradecer la inopia nacional se cubre con la palabra corrupción de quienes ocuparon posiciones políticas. Con el debido respeto, escupe para arriba. La partida secreta es otra muestra del presidencialismo y posiblemente fuente de corrupción.

Comparte con tus amigos










Submit