El Presidente contra las organizaciones

El Presidente contra las organizaciones

Comparte con tus amigos










Submit

Desde el cuestionado triunfo de Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, con excepción de Vicente Fox, los presidentes mexicanos han recurrido a varias acciones con el fin de legitimarse en el poder, muchas de esas operaciones espectaculares fueron contra los que en su momento se consideraron símbolos de la corrupción cobijada por el gobierno.

Salinas arremetió contra los líderes sindicales del SNTE, Carlos Jonguitud y, de PEMEX, Joaquín Hernández Galicia; Ernesto Zedillo contra el hermano de su antecesor, Raúl Salinas; Vicente Fox no requirió de esas acciones mediáticas por su popularidad y porque significó la salida del PRI de Los Pinos, pero no ocurrió lo mismo con Felipe Calderón, que la estrechez de su triunfo necesitó de acciones mediáticas para legitimarse

y comenzó la guerra contra el narco. Lo mismo ocurrió con Enrique Peña Nieto, quien encarceló a la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo.

Ahora, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, que obtiene el triunfo de manera arrolladora, sin ninguna necesidad de legitimarse políticamente, arranca acciones contra todo aquello que signifique corrupción y en esto no ha distinguido como dice el tango Cambalache, a un generoso de un estafador y considera que “hoy vivimos revolcaos en un merengue y en el mismo lodo todos manoseaos”.

Aunque el ejemplo más claro de esta percepción de la realidad es la suspensión del subsidio a las estancias infantiles, porque señala que en muchas de las estancias había niños fantasmas, no castiga a las que incurrieron en esa irregularidad, sino a todas por igual y decide entregar el recurso directamente a las madres de familia, aún cuando esto significa que les entregue cada dos meses lo que se gastaban en un mes.

En esos afanes contra la corrupción, el presidente López Obrador también la ha emprendido en contra de las universidades, por lo que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) pidió al gobierno federal, que respete el cobro de cuotas por servicios educativos porque de eliminarlas se generarían graves consecuencias financieras a las instituciones y serían insostenibles. En Guerrero, en una violación a la autonomía universitaria se envió una iniciativa al Congreso local para reformar la ley de la UAGro.

En el mismo sentido va contra los órganos autónomos y las Organizaciones de la Sociedad Civil, antes conocidas como ONG ́s, de las cuales López Obrador dice que se prestaron a actos de corrupción de anteriores gobiernos. Sin embargo, muchos de los avances democráticos que se dieron durante el autoritarismo priista surgieron gracias a las acciones e iniciativas de esas ONG ́s.

Se trató de movimientos sociales que generaron la Comisión Nacional de Derechos Humanos, instituciones electorales, de Transparencia y Acceso a la Información, la autonomía universitaria proviene de

esas luchas, porque durante los gobiernos autoritarios priistas, hubo movilizaciones gremiales, como la de los médicos, de los ferrocarrileros, el de los maestros, el de los estudiantes, que después se convirtieron

en acciones de los organismos no gubernamentales y ahora en organizaciones de la sociedad civil, que no es otra cosa que el pueblo organizado.

Andrés Manuel López Obrador como presidente no necesita legitimarse, pero sus acciones lo llevan a perder esa condición, cuando comienza a acusar a todos de corruptos, sin distinguir a generosos de estafadores. No, esto definitivamente no es el tango Cambalache.

 

Comparte con tus amigos










Submit