PRI-PRD o Verde-Morena, la disyuntiva

PRI-PRD o Verde-Morena, la disyuntiva

Comparte con tus amigos










Submit

La designación del candidato del PRI para la gubernatura de Guerrero tuvo una disyuntiva que forma parte de las alianzas complejas que se han establecido a nivel nacional, por un lado se enriquecía la unión electoral entre el tricolor y el Partido de la Revolución Democrática que se registró ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC Guerrero), o bien el PRI abonaba una curul más del Senado al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que tiene alianza legislativa con Morena, partido al que la coalición PRI- PRD busca derrotar.

El suplente de Manuel Añorve Baños en el senado es Arturo Álvarez Angli, militante del PVEM, y que al acceder al cargo el Verde Ecologista pasaría de siete a ocho senadores, y el PRI se reduciría de 13 a 12 curules. Morena tiene 59 senadores, más cuatro del Partido Encuentro Social, 7 del PVEM y uno más que se abonaría al Verde con el acceso de Álvarez Angli por la licencia de Añorve, entonces Morena contaría con 71 votos en el Senado.

La nominación del precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la gubernatura de Guerrero no fue tan tersa cómo se pensaba, pero tampoco tuvo o tiene la estridencia de Morena, en la que todavía, a pesar de tener al candidato, todavía hay dos que continúan como sí eso no estuviera resuelto. En el caso del PRI, el registro de Mario Moreno Arcos como único precandidato fue la nota del día, con la anotación de la ausencia de Manuel Añorve Baños, en el evento.

Mientras que el equipo de Moreno Arcos transmitía la sesión del PRI en la que presentaba si registro, con la presencia de representantes de los hombres fuertes de su partido, es decir de los líderes de los principales grupos priistas, como René Juárez Cisneros; Héctor Vicario Castrejón, de parte del equipo de Rubén Figueroa Alcocer, del mismo gobernador Héctor Astudillo Flores, y Mario Moreno como parte del grupo que todavía persiste en el PRI de Ángel Aguirre Rivero. De los cinco grupos del PRI Guerrero sólo faltó el de Manuel Añorve.

Añorve Baños, en tanto, a la misma hora que ocurría el registro, hacía una transmisión en vivo con sus hijos mayores, Jorge y Manolo, en donde anunciaba que estaba por iniciar un juego… de pádel. El cual, según su información, se hace en pareja no individual. Aunque ahí había tres. Y hasta ahí, ninguna referencia al registro del candidato de su partido a la gubernatura de Guerrero, contienda de la que formaba parte. Su ausencia, fue considerada como una muestra de inconformidad.

El contexto de la selección de Mario Moreno Arcos se circunscribe en dos pistas, una nacional y otra local. En la primera es que no hay un presidente de la República que funja como primer priista del país y que en esa tradición tenga el peso de designar al candidato, en lo que se conocía como el “dedazo”. El dirigente nacional Alejandro Moreno, aunque mantenga un bajo perfil va a mantener el equilibrio del partido que preside y la poca representación que tiene en curules legislativas en las que el PRI fue prácticamente reducido en su mínima expresión, porque la última legislatura en el senado tuvo 33 curules y en la actual tiene apenas 13.

La fracción del PRI en el Senado es de 13 senadores, y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es de siete, pero el suplente de Manuel Añorve Baños es Arturo Álvarez Angli militante del Verde, por lo tanto con la solicitud de licencia esa curul contaría para los ecologistas que tienen una alianza legislativa a nivel federal con Morena y no con el PRI. Recuérdese que en la primera solicitud de licencia de Félix Salgado Macedonio su suplente Saúl López Sollano al ocupar la curul se incorporó a la fracción del Partido Encuentro Social, y el coordinador de la fracción morenista, Ricardo Monreal, pidió que Salgado Macedonio se reincorporara porque se quedaban con 58 votos propios, de 59 que tenían.

Aun cuando Manuel Añorve aceptara la propuesta de Manuel Velasco, líder del PVEM, de ser el candidato a gobernador por ese instituto político sus posibilidades de ganar son pocas. Así que tendría que regresar al Senado y al hacerlo formaría parte de la alianza que tiene el verde con Morena, lo cual se antoja todavía más sorprendente.

En política hay muchas cosas impredecibles, una de estas es que a pesar de la histórica alianza entre el PRI y el Verde que hasta la fecha tienen en Guerrero; no es la misma que tienen a nivel federal el Verde con Morena, y esto lo que a nivel local parecía ayudar a pavimentar el camino a la gubernatura para Manuel Añorve, al final de cuentas fue el enorme obstáculo que le impidió continuar.

Al final de cuentas en el PRI nacional tuvieron que decidir entre abonar más votos, recuérdese que un voto cuenta, al presidente Andrés Manuel López Obrador en la alianza de su partido Morena con el PES y el Verde. O Abonar a la alianza entre el PRI- PRD para derrotar a Morena en uno de sus principales bastiones de votos, porque al final de cuentas Mario Moreno, forma parte de los cuadros de Ángel Aguirre Rivero, conspicuo líder en dos partidos.

Comparte con tus amigos










Submit