Producción de coco

Producción de coco

Comparte con tus amigos










Submit

20 mil productores de coco de la Costa Grande en la entidad han denunciado reiteradamente que la gruesa ha bajado el precio a 200 pesos, es decir, 12 docenas, el equivalente a 144 cocos.

Antes, los mismo productores han dicho que les pagaban hasta a 700 pesos.

Hay que recordar que la entidad es campeona en producción de coco no ahora; la Costa Grande siempre se ha distinguido por producir mango, coco y café, sobre todo, es innegable la calidad del originario de la sierra de Atoyac. Sin embargo el precio internacional del café y las políticas públicas asistencialistas en otras latitudes han dado al traste con la producción local.

Abrir mercado en los meses de febrero y mayo, que es la época de cosecha de coco (cada tres meses), para 178 mil 200 toneladas que se producen en Guerrero de las 221 toneladas a nivel nacional no es tarea sencilla. En producción, la entidad solo es seguida por Colima, con 18 mil 574 toneladas; Tabasco, con 10 mil 955 toneladas; Oaxaca, con siete mil 823 toneladas, y Michoacán, con dos mil 588 toneladas.

El coco se utiliza para elaborar fibras, techo, madera y alimentos, como fruta, leche, crema, agua y tuba, sin considerar la copra o la pulpa seca para la extracción de aceite, materia prima básica para la industria jabonera, situación que en los noventa los identificaran como copreros, lo que incentivó el desarrollo de la región costera en la entidad, por lo que dichos campesinos productores mejoraron sus condiciones de vida.

Sin embargo, los productores no pueden solos con el cultivo y la organización para la venta, por lo que la disminución en los precios de la copra, los bajos rendimientos por parcela, el monocultivo, la falta de estrategias económicas de los productores, el poco financiamiento a la producción, el intermediarismo, el abandono de unidades productivas, la subutilización de productos y subproductos y la muerte de palmas por amarillamiento letal y vejez de las mismas han dado al traste a este importante sector de la entidad que se niega a dejar de producir.

Por lo que es de suma importancia el diseño y la implementación de políticas públicas que permitan la comercialización de los derivados del coco al precio adecuado para continuar por la ruta de la que fueron abandonados los productores durante los últimos años.

Durante medio siglo, la entidad se caracterizó por su férreo apoyo en la organización de los productores del coco, lo cual detonó el desarrollo en la Costa Grande y ahora dichos productores reclaman con justa razón el abandono en que han estado en los últimos años; piden que permitan subsidios a empresas privadas del coco y comercializar la producción, porque no basta ser campeones en producción si no se logran colocar las 178 mil 200 toneladas de coco en el mercado internacional.

Comparte con tus amigos










Submit