Promesas de campañas

Promesas de campañas

Comparte con tus amigos










Submit

Muchas de las fallas del sistema democrático y de la evaluación de los gobernantes tienen que ver con las promesas de campañas que se consideran incumplidas, y curiosamente esos juramentos tienen que ver con lo que no se puede cumplir, pero que se ofertaron porque simple y sencillamente eran ofertas que los votantes querían escuchar, aunque en realidad, se supiera o no, no se podían realizar por muchas razones. Al fin y al cabo, lo importante era llegar. Como quien dice, prometer no empobrece cumplir es lo que aniquila.

Ejemplos de promesas de campañas incumplidas hay muchos, de gobernantes actuales como de pasados como de los que aspiran, hacen ofrecimientos cuya aplicación no depende solamente de la buena intención del Ejecutivo cualquiera que sea el nivel de gobierno al que pertenezca. Lo primero que acota a un gobernante son las leyes, segundo el contexto social y político, tercero la inversión económica, sólo por mencionar algunos de los factores que influyen en que una promesa pueda cumplirse o no.

Un ejemplo es el compromiso que hace Andrés Manuel López Obrador en torno a las pensiones de los expresidentes de México, una situación que indigna a muchos, por lo que se considera una suma estratosférica de 205 mil 122 pesos mensuales, de cinco presidentes vivos, dos de ellos renunciaron a recibir la pensión, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, aunque sí cobran del erario público el personal asignado a su servicio.

Y este es precisamente el debate que Vicente Fox sostiene con López Obrador sobre su pensión, en el que primero asegura que no se la quitará y el segundo afirma que sí ¿Puede un presidente de la República retirar la pensión a sus antecesores? No. Legalmente no, y sí lo hace sentaría un mal precedente porque las pensiones tienen su justificación en que la mayor parte de quienes ocupan el cargo de Presidente, generalmente ya no tienen oportunidad de lograr otro empleo. Tal vez por eso, Salinas y Zedillo pudieron renunciar a la pensión porque tienen trabajos.

Pero lo que hace López Obrador, quien sí llega a la presidencia tendría que ser el primero en dejar de percibir una pensión presidencial, sí es que se aprueba alguna ley en contra esta prestación social que indigna a muchos, pero de la que todos quienes tienen empleo consideran la garantía de su futuro, porque forma parte de su seguridad social.

La promoción de una ley en contra de las pensiones presidenciales, que pudiera impulsar Andrés Manuel, y que pudiera ser aprobada, en términos hipotéticos, no tendría efecto retroactivo, es decir no afectaría a Fox ni a Calderón ni a Luis Echeverría. Se aplicaría a partir del propio promovente, sí es que accede a la presidencial, López Obrador.

Así aun cuando se pueda considerar indignante que los expresidentes, tres de ellos, Calderón, Fox y Echeverría, cobren su pensión no se puede actuar en contra porque sería afectar sus derechos. Pero como se trata de una situación indignante y que lacera a los mexicanos de a pie, es un discurso atrayente como promesa de campaña, pero absolutamente incumplible.

Pero sí el retiro de las millonarias pensiones es atractivo como discurso, el combate a la pobreza y marginación lo es todavía más. Porque se trata de una aspiración legítima y de muchos. Pero las comunidades, indígenas o no, tienen un nivel alto de pobreza y marginación, aun cuando se encuentra asentados en lugares de gran riqueza natural, ya sea mineral, vegetal o hidrológica, estas no son aprovechadas por el reclamo de los grupos ambientalistas que reclaman y denuncian la explotación desmedida de los recursos.

Ahí tenemos un problema de carácter social, y que se manifiesta generalmente en los lugares en donde se sacralizan los recursos naturales, de tal manera que la gente muere de hambre pero no hay un aprovechamiento sustentable de las riquezas naturales.

Es precisamente el discurso fácil, lo que lleva a considerar que los gobiernos fallan. Aunque sí lo hacen, pero en todos los asuntos que llevan la corresponsabilidad de la sociedad.

Comparte con tus amigos










Submit