Puebla y política

Puebla y política

Comparte con tus amigos










Submit

Para ganar el poder se requiere básicamente de dos cuestiones: sumar aliados y evitar fracturas. En el ambiente social poblano se mantiene la sospecha de que la exgobernadora Martha Erika Alonso y su esposo, entonces senador, Rafael Moreno Valle, fueron asesinados el 24 de diciembre.

Los entonces opositores, concentrados en Morena, exigían que los destituyeran por supuesto fraude en las pasadas elecciones. El Tribunal Electoral determinó un triunfo inobjetable de los panistas. Semanas después, murieron en accidente. El PAN en Puebla, como Cuauhtémoc Blanco en Morelos, tiene sus reales; son más famosos que los morenos.

Arriba escribimos “suma de aliados para ganar o conservar un poder”. Resulta que Movimiento Ciudadano, el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Acción Nacional van a salir juntos con candidato, supongo, de unidad.

Por su parte, Morena tiene la dificultad de presentar a cinco aspirantes. El método para decidir será a través de encuesta. Y aquí está la tentación: si a alguien no le parece que el resultado del trabajo de opinión haya sido transparente, puede romper con Morena. Lo anterior tendría un costo político para Movimiento Regeneración Nacional.

En el escenario de que vaya muy unido Morena y también la coalición MC, PRD y PAN, el PRI definiría al ganador. No es que vaya a ganar con su candidato, sino que inclinaría la balanza hacia Morena o a la coalición.

Algunos dirán que no es posible una alianza PRI-Morena, pero en algunos temas han coincidido y en política es válido ese acercamiento. Recordemos que hasta la misma Yeidckol Polevsnsky, presidenta nacional de Morena, definió esa relación como PRIMOR.

El otro contexto es que se dé una participación “tri”, es decir, de tres candidatos. El resultado de este ambiente sería un indicador de la fuerza que presentan las tres opciones. La moneda gira y gira.

Comparte con tus amigos










Submit