Pueblo sabio o rebelde

Pueblo sabio o rebelde

Comparte con tus amigos










Submit

En este sexenio nos han dicho -por supuesto desde arriba- que el pueblo mexicano es sabio. De acuerdo al comportamiento de los pueblos “el sabio” es la persona adulta.  Se alcanzaría “lo sabio” si fuera una sociedad lectora. No lo es. Se leen, en promedio, cuatro libros por año. Y en promedio dos de cada 10 lectores comprenden el contenido. Entonces no hemos llegado a ese grado de sabiduría. La historia del poder mexicano ha sido dictatorial. Aztecas, Colonia (Benito Juárez 15 años, Porfirio Díaz 30), partido único, y, ahora un presidente con aval de 30 millones de votos. Así menos podemos llegar a aquel estrato que tanto se menciona. Porque se cree en lo que dice el jefe del Ejecutivo. Parece que no hay capacidad social de discernimiento.

 

¿Y dónde se puede encontrar la prueba de esa obediencia colectiva en los tiempos actuales? En lo que ha hecho y dicho públicamente el presidente. Simplemente un signo. Mi presidente y líder (no se le puede negar su habilidad). Esta misión la han absorbido miles o millones de ciudadanos.  Otro dato. El presidente ha exhortado a violar el confinamiento con sus giras en medio de altos niveles de contagio. Es como decir “no pasa nada”. Bajo esas premisas la gente ha desobedecido a quien técnicamente o científicamente ofrece información del contagio. A pesar de que en ello va la vida.

 

Si ha ido en contrario a las sugerencias o recomendaciones -seguimos sin llegar al pico- la consecuencia es que tenemos a un pueblo rebelde. De seguir esta lógica me ofrece como resultado que el representante del gobierno ha perdido liderazgo. Y de paso el presidente. Mucha gente no está preocupada por los niveles de contagio, sino por llevar de comer a su familia (lo que es preponderante) y también por saber cuándo les pagarán su pensión gubernamental. En un programa radial, con micrófono abierto a la ciudadanía, no se escucha la voz del pueblo en participar para sugerir qué hacer para evitar mayores contagios. Se vuelca para solicitar apoyos.

 

Al retomar la tradición mexicana del sector sabio (tercera edad), este virus se ha focalizado en eliminarlo. En este sentido, qué futuro tendrá no solo México, sino el mundo. Desde una posición económica, “esa eliminación” ayuda a gobiernos de cualquier ideología a evitar gastar en esas personas porque “son un estorbo” y se ahorrarían el pago de pensiones. ¿No será por esto último que nos motivan a salir? Es interrogante.

 

Comparte con tus amigos










Submit