“Puesta en valor”

“Puesta en valor”

Comparte con tus amigos










Submit

La Academia Nacional de Arquitectura, Capitulo Acapulco, es una Asociación Civil sin fines de lucro cuyo principal objetivo es conocer, reconocer y dar a conocer los valores de la arquitectura contemporánea de Acapulco, además de promover a través de esta, la participación en la transformación urbana de la ciudad, buscando condiciones equitativas y sustentables que favorezcan la habitación, el empleo y la convivencia de sus residentes. También es importante destacar la labor que realiza la Academia sobre la puesta en valor del Patrimonio Cultural del puerto de Acapulco.

La UNESCO establece que patrimonio cultural es “el legado que recibimos del pasado, que vivimos en el presente y que transmitiremos a las generaciones futuras”. Son los bienes heredados que refuerzan el sentido de pertenencia a un grupo de seres humanos, otorgándoles un sentido de identidad propia, con características definidas que los distingue de otros grupos, destacando que dichos bienes se transmiten de generación en generación: “son obras realizadas por sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como creadores anónimos, surgidas del alma popular y que conforman un conjunto de valores que le dan sentido a la vida”.

La Ley No. 444 para la Protección del Patrimonio Cultural y Natural del Estado y los Municipios de Guerrero, menciona dentro de estos bienes culturales a los monumentos, construcciones, objetos, obras y lugares que tiene sustancia física, que pueden ser palpados y que se reconocen como bienes muebles o inmuebles. Incluye también el patrimonio moderno, enfatizando los edificios, conjuntos y paisajes arquitectónicos que, por su concepción urbanística, representan el modernismo de la era actual y tienen un valor excepcional para sus habitantes, además de los edificios históricos que se encuentran vinculados a la historia social, política, económica, cultural, artística y religiosa del Estado que tengan más de cuarenta y nueve años de construidos, asi como aquellos relacionados con la vida de un personaje de la historia de la entidad.

Sin embargo, el patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también el patrimonio cultural inmaterial o patrimonio vivo, el cual destaca los valores intangibles que son las expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados, tales como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional, en el entendido de que poner en valor un bien cultural, es destacar un bien que ha sido estudiado, entendido, interpretado, recuperado, restaurado, conservado, protegido y difundido para el disfrute de la sociedad, todo esto organizado, con técnicas adecuadas, planes bien dotados y campañas bien organizadas, con la finalidad de fomentar su uso, divulgar su valor, concienciar sobre su fragilidad, interesar por su preservación para despertar en la comunidad el sentimiento de cariño y disfrute de su patrimonio y así fortalecer la cultura e identidad, destacando que en estas acciones pueden participar grupos afines a la gestión y promoción del patrimonio cultural.

Parte de esta puesta en valor del patrimonio cultural del puerto de Acapulco, es el reciente convenio de colaboración que realizó la Academia Nacional de Arquitectura Capitulo Acapulco con el Instituto Tecnológico de Acapulco, en donde se estableció el compromiso de impartir un curso sobre catalogación de Patrimonio Urbano Arquitectónico a estudiantes de la Carrera de Arquitectura, con la finalidad de poder registrar y catalogar las obras relevantes en el puerto. Es importante destacar que esta actividad les permitirá a los estudiantes comprender el significado de las obras al decodificar el valor de estas, destacando su cualidad arquitectónica, excepcional, urbanística, contextual, histórica, simbólica, científica, industrial, científica y significativa. Una vez detectadas las cualidades del patrimonio urbano arquitectónico de la ciudad, estamos convencidos que este se volverá un atractivo más para los residentes y turistas del puerto, partiendo del enunciado. “Nadie ama lo que no conoce”.

Por Dr. Manuel Ruz Vargas

Comparte con tus amigos










Submit