Reabrir las escuelas

Reabrir las escuelas

Comparte con tus amigos










Submit

Es curioso, todo se pospone una y otra vez o, en su caso, se abre condicionado por la nueva normalidad, pero la cuestión electoral está intacta.

La semana pasada dio inicio formalmente el proceso electoral 2020-2021 en Guerrero, cuyo día de votación será el 6 de junio de 2021. Ese día se elegirá un gobernador, 46 diputados locales, 80 presidencias municipales, 85 sindicaturas y 580 regidurías. Y se ha convocado a votar a dos millones 524 mil 713 personas.

Y aunque la ola de contagios y decesos continúa de forma ascendente por la apertura gradual del espacio público, la cuestión electoral local sigue su curso…

En el ámbito económico, sin embargo, se da luz verde en semáforo naranja como si estuviéramos en amarillo.

Susana distancia no permeó en la cultura popular de empujones hasta en la fila de las tortillas, y no se diga en los mercados. Por eso las más de 70 mil muertes a nivel nacional.

¿Por qué seguir sacrificando al sector educativo, entonces? No hay lógica, o ¿acaso es menos importante? Educar con la tele solo es parte del proceso; el intercambio maestro-alumno de forma semipresencial es necesario, sobre todo en lugares donde no hay luz ni computadoras ni internet, lugares recónditos de La Montaña y de la sierra. Ya no digamos del sector bilingüe.

Por lo que, así como se ha arrancado la jornada electoral y se ha dado la reapertura económica, se hace necesario ir abriendo poco a poco las puertas de las escuelas. No podemos continuar rezagándonos en materia educativa.

En la entidad, los alumnos carecen de computadoras para elaborar y enviar sus tareas, no todos los hogares cuentan con teléfonos actualizados y los profesores, no todos están al día en materia tecnológica; la cuestión orográfica dificulta la comunicación, por lo que se debe hacer realidad el sistema híbrido con la presencia física de maestros donde sea necesario.

Con las medidas higiénicas pertinentes, con una atención personalizada para explicar y revisar sus avances académicos, aun así el atraso académico será enorme.

Ya son casi seis meses de abandono escolar y el modelo educativo digital sí funciona, pero no para todos.

Así como en el ámbito económico se ha dado luz verde en semáforo naranja como si estuviéramos en amarillo y así como se ha abierto la jornada electoral, se hace necesario pensar que el sector educativo no puede seguirse manejando con control remoto; no en Guerrero, al menos.

 

Comparte con tus amigos










Submit