Réquiem para varios partidos políticos

Réquiem para varios partidos políticos

Comparte con tus amigos










Submit

EL PRI CAVÓ SU PROPIA TUMBA. CIERTAMENTE NACIÓ ROZAGANTE, LLENO DE VIDA, PERO EN SETENTA AÑOS, CON EL CONTAGIO de las infecciones de sus propias entrañas, se hizo achacoso, gastado, rancio y está convulsionando. Se acostumbró y acostumbró a muchas generaciones al discurso vano, a la palabrería insulsa y hueca, a la mentira, al fraude, al “rastacuerismo”, a la corrupción y a todas las marrullerías que pudo manejar con éxito durante tanto tiempo. Con éxito para las cúpulas oportunistas, sin valores y absortos de poder. Plagados de epónimos, de abyectos, advenedizos y turiferarios; sufren hoy, con marasmo, la consecuencia de tan desleal actitud. El pueblo cobró la cuenta y el PRI no tiene para el cambio y seguirá endeudado.

DESPUÉS DE LAS ELECCIONES, CONOCIENDO LOS RESULTADOS, PRIISTAS ALTANEROS, FURTIVAMENTE, SE RASGARON SUS máscaras y vestimentas, seguramente se injuriaron y encontraron culpables inmediatos en las personas de candidatos y presidente, de sus propios dirigentes, cuando otros hacían actos de contrición y oraciones jaculatorias, arrepentidos de sus malignidades y otros más, tránsfugas de sus propias conciencias, querrán buscar acomodo con los antagónicos triunfadores, quienes los aceptan más que por necesidad, para propiciar y precipitar el desmoronamiento del coloso y nimbado de otros tiempos.

AHORA, CON LÓPEZ OBRADOR SE HABLA DE VALORES Y PRINCIPIOS, DE GRAN MADUREZ, DE ACUERDOS Y… HASTA DE CAMBIOS; sí, cambios, pero no con los mismos antiguos cupulares y ungidos, los del ya obsoleto grupo selecto sexenal, los relevistas conocidos. Ya no va a haber luchas internas ni pugnas aniquilantes, sino acuerdos y más acuerdos —en opinión de López Obrador— buscando la pócima que dé nueva vida al país.

TODO MUNDO LO SABE; HUBO ANTAÑO UNA FUGAZ LUCHA QUE LOS PERREDISTAS SOSTUVIERON CONTRA EL SISTEMA, CONTRA EL gobierno, contra el régimen y sus procedimientos; hoy —tras contundente fracaso electoral— no hablarían de cambios ni de democracia, que hicieron trizas con su vinculación al PAN, representativos de la supuesta ‘derecha’. Réquiem para estos partidos que llegaron a la cúspide del descalabro, junto con los partidos satélites y advenedizos. Al descubrirse la llegada de la democracia, se asiente su no existencia anterior. Llega la democracia y se le acaba lo institucional al PRI. Hay versiones que aseguran el cambio de nombre y de escudo, ya que han dejado o seguramente dejarán de ser, en un futuro cercano, la secretaría de Estado que durante muchas generaciones fue. Se acabó la concesión.

EL PRI —DE SEGUIR EXISTIENDO— ESTÁ OBLIGADO A TOMAR OTRAS ACTITUDES, A LIBERARSE DE LAS ALIMAÑAS Y SANGUIJUELAS que le corroyeron hasta el fondo de lo “revolucionario”. Deberá sacudirse de líderes venales y corruptos, de políticos simuladores y falsos. Lo mismo en el PAN. Habrá quienes traten de huir azorados por el fracaso casi esperado; los que desde el rincón siempre gritaron alertas y que nadie les hizo caso. Ganó ahora la voluntad nacional y se descubrió que PRI y PAN parecen ser cosas diferentes, pero es un “PRIAN”. Ojalá que Morena no permita el error histórico de Madero, por mucha pluralidad que se pretenda. Un cambio que juzgue a quienes nos depredaron, que exija la devolución de lo saqueado. Réquiem para los partidos que desaparecerán, inclusive al perder sus registros. FIN.

Comparte con tus amigos










Submit