“Resistencias” para no desaparecer al Ejército

“Resistencias” para no desaparecer al Ejército

Comparte con tus amigos










Submit

“No hay razón y no es causa justa”. Fue la respuesta a la movilización de la Policía Federal, por demandas laborales y derechos humanos. “Mano negra” en ese movimiento dijo, y le respondieron que sí, que había muchos policías morenitos. AMLO se enfrenta a la primera crisis real y masiva. La Policía Federal no es una perita en dulce.

Ya antes en la Jefatura del Gobierno en el 2000, AMLO ordenó desaparecer de un día a otro a la Policía Auxiliar del DF, que estaba compuesta por 40 mil elementos armados. Que eran corruptos y entonces a botarlos a la calle. Por fortuna recapacitó y no lo hizo, la reorganizó y aún existe. ¿Imagínense sueltos 40 mil hombres y armados? Eso esperamos con la Policía Federal.

Se escuchó a Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, decir que “si por él fuera, desaparecería al Ejército para convertirlo en Guardia Nacional, declararía que México es un país pacifista que no necesita al Ejército y que la defensa de la nación, en el caso de que fuese necesario, la harían todos los mexicanos. Que el Ejército y la Marina se convertirían en Guardia Nacional para garantizar la seguridad”. Que no lo ha hecho porque existen resistencias, sin especificarlas. Lo hizo en una entrevista al periódico de su confianza que es la “Jornada”.

“No lo puedo hacer porque hay resistencias. Una cosa es lo deseable y otra, lo posible. El paso que dimos fue importante porque la situación era increíble: tenemos 230 mil elementos en el Ejército, 65 mil en la Marina y podían estar asaltando frente a un cuartel y ( los militares) no podían meterse porque no lo permitía la Constitución”.

Esta idea no es nueva, la planteó Francisco Villa al periodista John Reed (México Insurgente, 1915), le dijo que el Ejército se fuera a los ranchos a trabajar y a sembrar. Y en caso de invasión retomarían las armas. Un ideal, una utopía. Claro Villa no plateaba sustituir al Ejército por otro como ahora lo hace AMLO con la creación de la Guardia Nacional, una guardia a modo de apoyar al movimiento de regeneración ahora llamado la 4ª Transformación.

Es sospechoso que se use como escudo de la Guardia Nacional al que tiene su partido MORENA, tomado del escudo de la República que usó Benito Juárez y Maximiliano, este con una corona en la cabeza del Águila y del que usó cuando se declaró presidente legítimo en el 2006.

Tendría AMLO su Guardia Nacional, su ejército civil con los Servidores de la Nación”, sus 32 delegados especiales federales, uno en cada estado. El Congreso bajo su control y a la Suprema Corte de Justicia sumamente débil. Los gobernadores atados al manejo de los dineros, y a los partidos en sus manos. Ahí tenemos al PRI nacional.

Cuánto más aguatará la lealtad del Ejército y la Armada. Cuáles fueron las resistencias que tuvo AMLO para que no desapareciera de un borrón a estas dos instituciones del Estado mexicano, garantes de la soberanía. Ojalá sean un contrapeso real y cotidiano a las inquietudes de seguir gobernando per se o a las dictaduras no tan perfectas.

Dijo AMLO que el General Francisco J. Mujica era su ídolo, hay que recordarle que Mujica aguantó la disciplina y no se lanzó a la candidatura a la presidencia permitiendo que fuera el candidato el General Manuel Ávila Camacho y fortaleció al Ejército. Mujica fue un buen soldado y defensor de la unidad del Ejército. Ojalá relea AMLO su biografía.

Comparte con tus amigos










Submit