San Marcos y Las Vigas

San Marcos y Las Vigas

Comparte con tus amigos










Submit

Entre San Marcos y Las Vigas hay más que una relación administrativa municipal. Entre la cabecera y la comunidad, una de las más grandes del municipio, hay fuertes vínculos de querencias, en ambos lados se instalaron familias o ramas de un mismo árbol que arraigaron y florecieron, los Torres, los Agatón, Cuevas, Basave, son familias que están en ambas partes, aunque seguramente faltará mencionar algunos apellidos que se escapan a la memoria, pero que ahí están.

No solo hay vínculos familiares, sino amistosos producto de las estancias escolares donde se forjaron historias de aventuras que perduran; hay fotos de esas distintas etapas que muestran la línea del tiempo, el transcurso de amistad entre sanmarqueños y vigueños, en la que se derivaron compadrazgos. Tanto en San Marcos como en Las Vigas hay personajes que han asumido el rol de cronistas e historiadores de la matria, es decir, de la patria chica; que precisamente en ese papel buscan reconstruir y reconsiderar el orgullo de identidad y de pertenencia a la cultura tangible e intangible, a las mujeres y a los hombres que hacen de los dos lugares un motivo de aprecio.

De ese talante de cronistas están por ejemplo Sigifredo Morales e Isauro Villanueva en San Marcos; Alfredo Bibiano, José Ramón Tornez y Cristóbal Salado en Las Vigas, y mención aparte José César Trani, quien pasó parte de su infancia en Las Vigas y a partir de su juventud en San Marcos, y presenta recuerdos de ambos lados. Este tipo de personas nos reúnen al calor de sus historias sobre algunos aspectos de nuestro pasado, tanto los comunes de ambos lugares, como los particulares. Desde hace algún tiempo vigueños han emprendido una lucha por hacer una comunidad, un nuevo municipio, para algunos se trata de un proceso natural de crecimiento; este proceso está detenido por causa de la pandemia de la enfermedad infecciosa del COVID-19.

Se trata de un proceso administrativo legal, que se ha tomado su tiempo y en el cual seguramente se cumplirá la solicitud. Aunque claro, nunca falta el o los apasionados que ven en esta separación administrativa municipal la idea de que están peleando por los terrenos del abuelo. Pero no es tal, cada poblado ha formado su trayectoria paralela en la que hay motivos de orgullo compartido, porque muchas familias están en ambos lados, los troncos en uno y los retoños en otro que a su vez han crecido.

Es la ley de la vida. La conformación del municipio de Las Vigas, al igual que otras solicitudes similares, se encuentran estancadas, pero no olvidadas. En Guerrero que durante muchos años vivió con 75 municipios se comenzó a dar a partir del nuevo milenio una fuerte movilización por crear nuevas demarcaciones, en la medida de que ha crecido la población de las comunidades que presentan las iniciativas. La idea de la conformación del municipio a partir de las comunidades más grandes, tiene que ver con el interés de que administrativamente es la autoridad más cercana al ciudadano y por lo tanto el mejoramiento de los servicios públicos que se brinda y la realización de las obras públicas.

Por esta razón es punto de unión pero factor de división; lo mismo que los une es la razón que los divide debido al natural interés de querer llegar al poder municipal, aunque todavía no tengan municipio. Se pelean por la leche, cuando todavía no tienen a la vaca. Antes de la conformación del estado de Guerrero, los grandes hacendados Nicolás Bravo y Juan Álvarez se disputaban el liderazgo de las tierras del sur; no solo hicieron una tregua, sino que se aliaron en la empresa de constituir la nueva entidad suriana.

Logrado el objetivo en común se volvieron a enemistar para toda la vida y más allá, porque sus herederos políticos Vicente Jiménez por el lado de Bravo y Diego Álvarez por el lado de Juan, continuaron la disputa. Nicolás Bravo y Juan Álvarez no solo disputaban a nivel local, sino también a nivel nacional, donde ambos eran líderes de las logias masónicas, uno del rito yorkino y el otro del rito escocés, antecedentes de los partidos políticos en México. Esto no estaría mal recordarlo, porque para lograr un objetivo común es necesaria la unidad, luego de ello se vuelven a pelear, porque eso sí, motivos de conflicto nunca van a faltar.

Comparte con tus amigos










Submit