¿Se han borrado a vetustos dinosaurios?

¿Se han borrado a vetustos dinosaurios?

Comparte con tus amigos










Submit

Si se descubre la llegada de la democracia, se confiesa y se asiente su no existencia anterior. Llega la democracia y se le acaba lo institucional de algunos. Hay versiones que aseguran el cambio de nombre y de escudo, ya que han dejado de ser la secretaría de Estado que durante muchas generaciones fue. Se acabó la concesión. Sí, todavía habrá por ahí algún altanero, engreído y arrogante que esconde la cabeza.

Están obligados a tomar otras actitudes, a liberarse de las alimañas y sanguijuelas que le corroyeron hasta el fondo del PAN, PRI, PRD, etc. Deberán sacudirse de líderes venales y corruptos, de políticos simuladores y falsos. Aceptemos que pueda haber gente sana. Justamente, quienes no trataron de huir azorados por el nuevo fracaso casi esperado, los que desde el rincón siempre gritaron alertas y a quienes nadie les hizo caso.

¿Renovación de partidos? ¿Y a dónde van a mandar a los dinosaurios llenos de corrupción y marrullería? ¿Quién quiere ser el dirigente de extintos partidos? Ojalá que no necesariamente sea alguien con la ambición de convertirse en candidato a la Presidencia. Que se termine con el juego de patadas por debajo de la mesa. No regresarán quienes, por diversas razones, huyeron del partido otrora hegemónico. El dirigente deberá fomentar la idea de servir y no velar por su propio bien y de solo servirse. Luego, todos quieren ser senadores, gobernadores, diputados y hasta presidentes municipales. No han tenido “convicciones partidistas”, sino intereses personales o de grupos. Deben irse esos vetustos dinosaurios.

El dirigente de ese partido deberá tener un plan para que la ciudadanía pueda confiar en ellos. Tienen que hacer ahora lo que no quisieron hacer en casi un siglo; o sea, hacer renacer la confianza, por lo menos de los etiquetados como priistas y panistas. Tomar en cuenta y no solo vociferar, sino leer la lección de todos los errores cometidos durante muchas décadas.

Ahora, quienes ganaron, voy a decir, por auténtica voluntad nacional —morenistas—, que son cosas diferentes, tienen la gran responsabilidad de responder al pueblo de México con un verdadero cambio. Un cambio que no permita más el error histórico de Madero por mucha pluralidad que se pretenda. No debe de invitarse a la casa al enemigo. Un cambio que verdaderamente juzgue a quienes nos depredaron, que exija la devolución de lo saqueado y que devuelva a las autoridades la confianza plena.

Deberemos aplaudir al presidente AMLO el esclarecimiento definitivo de casos como el de Aguas Blancas, el de Pemex, el del antiguo Fobaproa, el seguro impopular, el robo y saqueo de gobernadores, el de los asesinatos de periodistas, el de la inseguridad y tantos otros casos nacionales a los que no se ha atacado de raíz. ¿Vamos a seguir esperando pacientemente?

Fin.

Comparte con tus amigos










Submit