Semáforo

Semáforo

Comparte con tus amigos










Submit

Establezco la similitud del semáforo vial, al semáforo de la contingencia. Cuando estás aprendiendo a manejar ves que el conductor (cualquiera) del vehículo acelera al ver el color en amarillo. Se nos dice en las charlas de educación vial que el ámbar o amarillo es preventivo. Es decir, que ese color es para aminorar la velocidad y casi inmediatamente detenerse. No hacemos caso a las indicaciones. Lo hacemos al revés. Nos justificamos: si acelero alcanzo a pasar.

 

En la mayoría de los accidentes de semáforo en cruce de calles, el automovilista o chofer está contando mentalmente los segundos para el cambio de rojo a verde. Y antes de que se observe el verde, el pie derecho ya está acelerando, mientras que el izquierdo ha comenzado a levantar el cloutch. Con esos movimientos ha comenzado a mover el automóvil. Acto seguido aparece la colisión. Ambos aceleraron. Uno por ganarle al ámbar o amarillo y el otro por dominar el cambio a verde.

 

Algo parecido estamos haciendo con el cambio de color en el semáforo de la pandemia. Siguen los contagios al alza y ya se está cambiando al color amarillo, donde habrá mayor movilidad. En esta situación cada quien tiene que aprender a cuidarse. Exigirse sana distancia, uso de cubreboca, aplicarse gel y evitar en lo posible salir de casa. La responsabilidad es de cada uno de nosotros. O nos espera un anticipado 2 de noviembre.

 

Comparte con tus amigos










Submit