Si no se respetan las medidas en las playas, serán cerradas: Astudillo

Si no se respetan las medidas en las playas, serán cerradas: Astudillo

Comparte con tus amigos










Submit

Dijo que las autoridades de los tres niveles de gobierno cumplen con su responsabilidad


Acapulco.- Ayer el gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió la posibilidad de volver a cerrar las playas, particularmente en Acapulco, si la población no colabora respetando las restricciones que decretó su gobierno, pues insistió en que “seguimos frente a una pandemia (de COVID-19) que está viva y que no para”.

“O ponen de su parte o cuando vengan los problemas, vamos a tener que volver a cerrar las playas, y nadie quiere volver a cerrar, como ha pasado en otros estados y en otras playas”, sentenció. El jueves 2 de julio, después de que el Gobierno federal confirmó que el semáforo epidemiológico de Guerrero cambió de rojo a color naranja, Héctor Astudillo determinó la reapertura gradual de algunas actividades económicas en un 30 por ciento en la entidad, entre ellas las playas, donde solo se permiten actividades como caminar, correr o nadar.

En el mensaje de este mediodía, transmitido en su cuenta de Facebook desde el muelle de Zihuatanejo, en la región Costa Grande, Astudillo dijo que las autoridades de los tres niveles de gobierno cumplen con su responsabilidad, pero señaló que hace falta que la población ponga de su parte. “Ya se dice ahí que en las playas de Diamante (en Acapulco) ya se encuentran instaladas sombrillas y toldos; no se preocupen, le vamos a meter la mano también.

Convoco a todos los que sacaron su sombrillita y a todos los que vendieron algún alimento o bebida, de la manera más atenta y respetuosa, a actuar con responsabilidad y ayudar a que nos vaya bien, porque no es un asunto que le vaya bien a alguien que renta una silla o que tiene una sombrilla, es un asunto que le vaya bien a Guerrero”, expuso tras leer el comentario de un usuario de Facebook que seguía su transmisión.

Recordó que “seguimos frente a una pandemia que está viva y que no para, que efectivamente tuvimos reactividades o reactivamos algunas actividades importantes, era también una necesidad”. En ese sentido, el gobernador Astudillo reiteró que “ante todo está la salud por delante y la salud es lo que más vamos a cuidar. Lo más importante es la vida, hay que cuidar la vida de nuestros familiares, de nuestros adultos, de nuestros jóvenes, incluidos también las niñas y los niños. Por favor cuiden a los mayores, ténganlos presentes, hay que utilizar el cubrebocas”.

Acompañado por los secretarios de Finanzas, Tulio Pérez Calvo; de Obras Públicas, Rafael Navarrete Quezada; de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos; y de Salud, Carlos de la Peña Pintos, el gobernador transmitió desde el muelle de Zihuatanejo, cuya construcción tardó 10 meses, pero que no ha sido inaugurado debido a la pandemia de la COVID-19. Al respecto anunció la conclusión de la construcción del Paseo del Pescador, también en Zihuatanejo, al que le falta medio kilómetro para ser concluido, así como la reparación del muelle “Playa Linda”.

Durante esta visita, Astudillo entregó obras del programa “Un Cuarto Más, que coordina el secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos. También supervisó la instalación del hospital móvil itinerante que envió el Gobierno de la República, que fue donado por Estados Unidos (EUA), en el cual trabajará personal médico de la Secretaría de Salud federal.

Este hospital, precisó, será para personas que tengan síntomas de COVID-19, pero deseó que no se utilice. “La única manera de evitar que esto continúe, es tratando de que el contagio se pare, por eso mi convocatoria desde ahorita, es cuidarse, (usar) cubrebocas y a cuidar el contagio”.

Comparte con tus amigos










Submit