Estar en silla de ruedas no es impedimento para agente de Tránsito

Estar en silla de ruedas no es impedimento para agente de Tránsito

Comparte con tus amigos










Submit

Castillo Ibarra sufrió un accidente en donde perdió una de sus extremidades


GUERRERO.- José Ángel Castillo Ibarra es un agente de Tránsito del municipio de Coyuca de Benítez, que diariamente se dedica a dar vialidad al peatón y a la circulación en el centro de la ciudad, sin embargo, a diferencia de sus compañeros, él tiene que hacerlo valiéndose de una silla de ruedas, ya que un accidente que sufrió lo hizo perder una de sus extremidades.

José Ángel cuenta que durante años fue taxista en Acapulco, sin embargo, tuvo un accidente que aunado con la diabetes que padece, lo hicieron perder una pierna y hoy tiene que utilizar una silla de ruedas para poder desplazarse, sin embargo, eso no fue motivo para que él continuara con su vida productiva, ya que de apoyos del gobierno solamente recibe mil pesos mensuales para una despensa alimenticia.

El hombre narró que acudió a ver al presidente municipal Alberto de los Santos Díaz a quien le solicitó trabajo “de lo que sea” y el alcalde le ofreció un espacio en Tránsito donde ha demostrado que el que necesite de una silla de ruedas para poder desplazarse no ha sido motivo para no servir a la sociedad, “y aquí estoy, me siento contento dando mi servicio”.

Contó que desde el primer día de trabajo se ha sentido capaz de desarrollarlo porque su discapacidad nunca lo ha limitado, mientras que la gente le ha demostrado el apoyo y muchos le han dicho que por este sector se debería preocupar el gobierno, porque muchos todavía pueden desempeñar un trabajo.

Lamentó que “hay algunos automovilistas groseros pero la mayoría son amables y cuando uno les pide que no se estacionen en lugares prohibidos pronto se mueven y eso es algo que vivo todos los días. Yo le diría a esa gente que no se queden ahí sentadas, hay que salir a trabajar, porque es necesario buscar el sustento de cada día”.

Él cada mañana sale de su casa ubicada en un cerro de Coyuca de Benítez, cuya calle está sin pavimentar y desde ahí diariamente comienzan los obstáculos que valientemente logra vencer, pero se presenta en la Dirección de Tránsito donde le informan en qué calles le tocará dar vialidad.

Comparte con tus amigos










Submit